Bonilla de la Sierra, así es el pueblo bonito de Ávila

Bonilla de la Sierra (Foto: Teresa Sánchez)
Ver album

Ávila ya tiene a una de sus localidades reconocida como uno de los pueblos más bonitos de España, distinción que comparte con otras 78 poblaciones. Así es Bonilla de la Sierra, el pueblo bonito de Ávila. 

Desde este 1 de enero de 2019 la localidad abulense de Bonilla de la Sierra es ya oficialmente uno de los pueblos más bonitos de España. Una distinción que comparte con otras diez localidades que han cumplido con los requisitos que establece la organización para formar parte de la red que ahora suma 79 poblaciones que ya forman parte de la Asociación y trabajarán conjuntamente para dar a conocer la belleza excepcional de los rincones españoles.

 

Bonilla de la Sierra es una pequeña localidad situada en el Valle del Corneja y es, sin duda, una de las joyas de la provincia de Ávila. Pese a su belleza no era hasta ahora demasiado conocida pero  la villa de Bonilla de la Sierra presume de historia, patrimonio y naturaleza.

 

Bonilla fue durante siglos el lugar descanso de reyes y obispos. De ahí su carácter de villa episcopal y de ahí el rico patrimonio que conserva en pleno siglo XXI. Un destino ideal para pasar un día, pasear por sus calles perfectamente empedradas, dejarse impresionar por su colegiata o contemplar las imponentes vistas que de la sierra se tienen desde todos sus rincones es un lujo al alcance de todos.

 

 

La localidad estuvo en su día cerrada por una muralla de algo más de un kilómetro de diámetro, de la que quedan restos, como la Puerta de Piedrahíta, aunque en su día hubo cuatro accesos. Eran las puertas de Villafranca, Ávila, El Mirón y Piedrahíta, bautizadas en función del lugar hacia el que se dirigían los caminos que de ellas partían.

 

La muralla de Bonilla de la Sierra comenzó a construirse en el siglo XII y fue más adelante cuando la localidad adquirió su importancia, con la llegada de obispos y reyes. Hablamos, por ejemplo de Juan II, Sancho Blázquez Dávila, Alonso de Madrigal ‘El Tostado’, que de hecho falleció en Bonilla de la Sierra, o Fray Hernando de Talavera, que fuera confesor y consejero de Isabel la Católica.

 

Por cualquiera de sus calles principales se alcanza la preciosa plaza porticada del pueblo, con la iglesia-colegiata de San Martín de Tours, la auténtica joya en este municipio. Un edificio del que a primera vista llaman la atención sus imponentes contrafuertes y sus pináculos que transmiten una fortaleza que, desde luego, buscaron sus constructores. De hecho, reutilizaron para ello el cuerpo de la torre de un templo previo.

 

 

No siempre es posible acceder al templo que está abierto los sábados por la mañana pero es posible contactar con el alguacil de Bonilla de la Sierra que si es posible puede abrir las puertas de la iglesia para poder visitarla.

 

Y el tercer elemento defensivo con los que contaba la villa episcopal de Bonilla de la Sierra, además de la torre del templo y la muralla, es el castillo que es una propiedad privada por lo que se puede disfrutar únicamente de su exterior.

 

 

Sin duda otro de los atractivos de la villa son sus calles empedradas por las que se puede pasear observando los pórticos de varias casas donde lucen los escudos de los señores que las habitaron en su día y así se puede encontrar el Pozo de Santa Bárbara, un pozo-aljibe del que se surtían los vecinos de Bonilla de la Sierra ya desde finales del siglo XII y que tiene el atractivo especial de unas escalinatas que permiten bajar al nivel del agua.

 

 

CÓMO LLEGAR A BONILLA DE LA SIERRA                                                                                 
Desde Ávila se toma la N-110 en dirección Piedrahíta y poco después de pasar el desvío de Villafranca de la Sierra se toma el que anuncia Bonilla de la Sierra.                                                 
Allí se toma la carretera AV-P-639. Por ella se recorren seis kilómetros rodeados de dehesas con encinas centenarias, ganado, pilones y riachuelos hasta llegar a la localidad. 
DISTANCIA: 57 kilómetros desde Ávila. 13,1 kilómetros desde Piedrahíta. 

Comentarios

75 04/01/2019 10:36 #4
Bonilla de la Sierra en 1950 tenía más de mil habitantes, actualmente casi no supera los cien... Muy bonito, precioso, seguro que es un pueblo de ensueño... pero en cuanto a la población no se diferencia del resto de pueblos de la provincia. Igual me equivoco pero en esto pasa como con las personas, no basta solo con ser "bonito", de eso viven muy pocos.
avillita 03/01/2019 11:39 #3
Se lo merece. Es un pueblo precioso.Mejor potenciemos la riqueza cultural que la esquilmación de los recursos. Hagamos de Avila una provincia digna.
Bonico del to 03/01/2019 10:35 #2
Cuando abrán la mina en Bonilla lo van a dejar precioso...
Tomas 02/01/2019 22:59 #1
Doy fe de que es uno de los pueblos más bonitos de España, y los que estamos vinculados de una manera u otra al mismo nos sentimos orgullosos de él y de sus gentes, a través de estas líneas a quien le guste el turismo rural os animo a conocerlo, seguro que será una visita enriquecedora. Feliz 2.019

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: