Mascarávila: tradición y cultura en Navalosa

El proyecto de Mascaravila pretende dar a conocer los valores, costumbres y tradiciones de los pueblos, evitando su desaparición.

Un día soleado recibió a los asistentes a esta cita con las máscaras y danzas de la provincia de Ávila, que este año se ha celebrado en Navalosa. El proyecto de Mascaravila pretende dar a conocer los valores, costumbres y tradiciones de los pueblos, evitando su desaparición.

 

Esta cuarta edición de Mascaravila ha contado con la participación de los ayuntamientos de Navalosa (organizador de esta edición junto a la asociación Siempreviva de Pedro Bernardo), Navalacruz, Pedro Bernardo, Casavieja, El Fresno, Hoyocasero y Piedralaves a través de sus mascaradas y danzas, y ha contado con la colaboración especial de la Asociación de Amigos y Vecinos de Navalosa (AVAN), coordinados por Isabel de la Fuente, para quien “todo el esfuerzo y trabajo realizado a lo largo de este año y en este día por los voluntarios de nuestra asociación ha merecido la pena para dar mayor visibilidad a los Cucurrumachos de Navalosa y del resto de mascaradas de la región. La convocatoria ha sido todo un éxito”.

 

Diversas actividades completaron un programa que pretenden dar a conocer los pueblos abulenses de Casavieja, Pedro Bernardo, El Fresno, Navalacruz y Navalosa, con un elemento en común: la presencia de máscaras en sus disfraces; a estas localidades se les unen Hoyocasero y Piedralaves, con grupos de danza.

 

Por las calles de Navalosa se pudieron ver a los harramachos de Navalacruz, los machurreros de Pedro Bernardo, los zamarraches de Casavieja, las Toras de El Fresno y, por supuesto, a los cucurrumachos de Navalosa, anfitriones de esta cuarta edición de Máscarávila. Además, este año el numeroso público que acudió a la llamada de Mascaravila en Navalosa también pudo disfrutar de las ‘travesuras’ de los zamarroak de Olazti (Navarra), mascarada emparentada con los cucurrumachos e invitada a esta nueva edición.

 

A lo largo de la jornada hemos asistido a la inauguración del monumento al cucurrumacho, obra del escultor arevalense Juan Jesús Villaverde; se han impartido varias conferencias, una sobre indumentaria abulense, centrada en las gorras e impartida por Carlos del Peso, otra sobre el rabel a cargo del Grupo Cigarra con la colaboración del artesano Jacinto Martín, y se ha procedido a hacer entrega a los ayuntamientos de Navalosa, Serranillos y Navarrevisca del premio que unos jóvenes ligados a esas localidades obtuvieron el año pasado, que gira sobre los Corrales de Navalosa y la cultura agroganadera de las gentes que habitan el Alto Alberche. Todo ello sin olvidar el mercado artesano o las actividades para niños que se han desarrollado en el patio del colegio.

 

Por la tarde se ha celebrado un colorido y vistoso pasacalles, donde cada localidad ha lucido sus máscaras, disfraces, llenando las tranquilas calles de Navalosa de estruendo con los cencerros, las dulzainas o el correr de niños y mayores huyendo de los disfraces. Abrían el pasacalles dos parejas de bueyes de la Real Cabaña de Carreteros de Gredos.

 

El ambiente musical en esta edición navalosana lo han puesto el Grupo de Dulzaínas de El Risco (Navalosa), Dulzaínas Resiste, Grupo de Dulzaínas de Navalacruz, Rondalla de Pedro Bernardo, Ronda de Piedralaves, zambombas y calderos de Los Pastores de Casavieja.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: