Magia, Circo o Jornadas Medievales son algunas de las apuestas del verano pero, ¿qué pasa con el Año Jubilar Teresiano?