Ya no hay excusas para emprender en Ávila: nace Sprint 1131
Cyl dots mini

Ya no hay excusas para emprender en Ávila: nace Sprint 1131

Sede de Ávila 1.131.

Consiste en un itinerario de incentivación del espíritu emprendedor y de apoyo a emprendedores con ideas por definir.

El Observatorio Activo Ávila 1.131, una idea/acción de la Fundación Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno, presenta la iniciativa Sprint 1.131, el primer programa abulense de maduración de ideas emprendedoras para transformarlas en proyectos prometedores.

 

Destinado a emprendedores en potencia pero sin una idea de negocio definida o futuros empresarios con ideas aún por madurar, consiste en un itinerario mixto (puede seguirse tanto online como presencialmente) en el que los participantes descubren si sus proyectos emprendedores pueden crecer. Para ello, el Ávila 1.131 pone a su disposición las herramientas y los mentores adecuados para ayudar a recorrer el camino que lleva de soñar con una idea a definirla con la mayor probabilidad de éxito posible.

 

El Sprint 1.131, que tendrá lugar a lo largo del mes de julio, se compone de un itinerario formativo de 6 charlas didácticas (incluido un clinic especial de networking), el apoyo de una red de running mates compuesta por emprendedores veteranos del Ávila 1.131 y la posibilidad de acceder a la fase final de selección de proyectos del Programa de Emprendimiento edición 2022.

 

Inscripciones

 

Los interesados en participar tienen hasta el 6 de junio para presentar (al mail info@avila1131.es o presencialmente en la Calle Caballeros, 17) su idea emprendedora o expertise (una habilidad o conocimiento que les puede hacer capaces de obtener ingresos) a través de una presentación de 100 palabras. A demás deberán incluir un breve curriculum o presentación personal.

 

El Sprint 1131 centra los recursos en un programa personalizado y práctico, por lo que solo constará de 10 plazas destinadas a ideas de cualquier tipología o contenido (siempre y cuando sean propuestas innovadoras).

 

La selección de las candidaturas se realizará por una comisión evaluadora que presentará su propuesta a la Fundación, basándose en los criterios de la innovación, la escalabilidad y el perfil del emprendedor potencial.