Vox expresa su desacuerdo con la peatonalización de las calles del centro histórico

Plaza del Teniente Arévalo.

Lo considera una decisión "improvisada, poco eficiente y de escaso alcance para los ciudadanos".

Vox Ávila quiere manifestar su desacuerdo con la decisión del Ayuntamiento de peatonalizar el tránsito por las calles del centro de la capital Cuchillería, Cardenal Pla y Deniel, Plaza de Pedro Davila, Plaza del Teniente Arevalo, así como el tramo de la calle Pedro de Lagasca entre la Pza. del Teniente Arévalo y la entrada al Pasaje y Auditorio de la Caja de Ávila.

 

Esta formación entiende que el plan de peatonalización de las citadas calles "perjudica gravemente a los padres y alumnos del Colegio Diocesano, cuando no hay en Ávila otro centro educativo en el que no se permita el acceso rodado hasta las puertas del mismo centro", y asegura que "vulnera el derecho que cualquier plan de peatonalización serio y normal contemplaría, y que sería el de incluir una franja horaria de acceso de padres y alumos, al igual que se hace con la de carga y descarga de los comercios de la zona, teniendo en cuenta la dificultad añadida de poder aparcar por los alrededores".

 

Creen además que el acceso de los ciudadanos, sobre todo de los consumidores, a la zona centro a través de esas calles, se ve limitado, al igual que el número de plazas de aparcamiento en una zona de por sí muy limitada en ese sentido. Defienden que va en detrimento de las posibilidades de movilidad de los ciudadanos y que obliga indirectamente a buscar cada vez más aparcamiento en los dos parking de pago que existen en la zona.

 

Vox Ávila propone soluciones compatibles con las aspiraciones de los padres y alumnos del Colegio Diocesano, como permitir que los padres que se desplacen con sus coches hasta los parking del Rastro o del Grande tengan reducción en las tarifas de aparcamiento, o habilitar transporte público para desplazar a los alumnos hasta el centro educativo, desde zonas de parada establecidas por toda la ciudad.

 

Pero consideran que la solución más cómoda y factible, tanto para los padres y alumnos, como para el Consistorio, es que se permita el acceso en las horas de entrada y salida de alumnos, a turismos autorizados para la recogida de éstos.

 

Además consideran que "ha existido afán recaudatorio del Consistorio con esta medida: en primer lugar, en los momentos iniciales de adopción de este plan para con los padres del citado centro, al impedir aparcar en la
cercana calle San Segundo con unas desproporcionadas medidas policiales, e igualmente con la instalación de una cámara de vigilancia que vigila el paso a los vehículos no autorizados según el plan del consistorio
".

 

Desde este partido creen que "el escaso comercio situado en las calles objeto de peatonalización no se ve beneficiado de ningún modo, como se pone de manifiesto en los locales cerrados en la citada Plaza de Pedro Dávila, así como no se facilita el acceso de los ciudadanos a las calles comerciales de Alemania y Don Gerónimo". También opinan que "la despoblación de la zona no justifica la peatonalización, como a diario se observa por el flujo y tránsito de peatones en esas calles, y sin embargo el perjuicio ocasionado puede ser superior a la mejora que se pretende conseguir".

 

En cuanto a las posibles obras de remodelación y readaptación de la zona que pueda incluir el plan de peatonalización, critican que aún no se hayan iniciado habiendo transcurrido más de 9 meses de la adopción del citado plan. Igualmente señalan que debe dotarse económicamente y "teniendo en cuenta el grado de endeudamiento del Ayuntamiento, consideramos que es perfectamente prescindible" ya que "hay zonas de nuestra ciudad con necesidades mucho mayores en este sentido que la que aborda el citado plan".

 

Piden facilitar el acceso al centro urbano en la zona intramuros para "posibilitar la efectiva habitabilidad de la zona centro y no favorecer la despoblación, cada vez más evidente, de la zona". Proponen habilitar de nuevo, para ello, el aparcamiento regulado de las plazas en batería situadas en la Plaza de Pedro Dávila.