VIII Centenario de la Universidad de Salamanca: y la cuenta atrás llegó a cero

El monolito conmemorativo del VIII Centenario de la USAL ha llegado a cero (Foto: I. A.)

Desde el mediodía de este 31 de diciembre, el 'totem' del patio de escuelas, que ha marcado los últimos mil días, ha llegado a cero

Con el fin de año de este 2018 finaliza también uno de los años más importantes de la historia reciente de la Universidad de Salamanca. El año de su VIII Centenario, que ha servido para homenajear a la institución académica de educación superior más antigua de España. El hecho más visible que muestra el fin de la efeméride, aunque prorrogada hasta abril de 2020, es el 'totem' ubicado en el Patio de Escuelas, que ha marcado la cuenta atrás en los últimos mil días y que en la mediodía de este 31 de diciembre ha llegado a cero.

 

Desde el pasado 5 de abril de 2016 una plataforma de gran tamaño ha recordado la celebración del octavo centenario y que desde ese día lleva a cabo una cuenta atrás con los últimos 1000 días hasta que termine 2018. Una cuenta atrás que ya ha finalizado para despedir un año irrepetible para el Estudio salmantino.

 

Según ha anunciado ya el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero, este 'totem' será uno de los recuerdos que queden en la USAL de la efeméride, aunque su ubicación no será la actual. De esta forma, esta estructura metálica será trasladada a uno de los campus de la universidad, aunque su ubicación definitiva aún no se conoce. Lo que sí quedará en el Patio de Escuelas para la posteridad y como recuerdo de este VIII Centenario será una placa conmemorativa del año que se instalará en algún punto de este espacio.

 

TÓTEM

 

Este tótem conmemorativo ha estado ubicado junto a la estatua de Fray Luis de León, que mide cuatro metros de altura, y cuenta con dos pantallas interconectadas que han mostrado el número de días, horas, minutos y segundos que faltan para el fin de la efeméride, y que ya están a cero. La instalación, que está construida mediante una estructura tubular de acero laminado, con un peso total de más de 1.500 kilogramos, se diseñó en relación a las proporciones del Patio de Escuelas y la referencia que supone la estatua de Fray Luis de León, de manera que "consigue ser un elemento representativo sin sobrepasar a uno de los elementos emblemáticos del Patio de Escuelas", ya indicó la USAL en su puesta de largo.

 

El monolito incorpora los logotipos de la Universidad de Salamanca y de su VIII Centenario, así como un código 'QR' que dirige a la web de la efeméride y una frase representativa: "Decíamos ayer, diremos mañana",alusiva a la cita que pronunció Fray Luis de León a su regreso a la docencia en el Estudio salmantino tras su encarcelamiento.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: