Veterinarios y farmacéuticos reivindican el carácter sanitario de la profesión

En la imagen los veterinarios y farmacéuticos que reivindican sus derechos.

Miembros del Cuerpo Facultativo Superior de Escala Sanitaria reivindican el reconocimiento del carácter sanitario de sus profesiones así como también de su carrera profesional.

El representante de USCAL en la provincia de Ávila, Rufino Rivero Hernández, ha señalado la necesidad de la reivindicación del carácter sanitario de las profesiones, "y digo profesiones porque no solamente afecta a los veterinarios, también afecta a los farmacéuticos e incluso también en alguna medida afecta a los médicos" ha señalado.

 

Si bien, según ha destacado sean dos compañeros médicos quienes no presentan el conocimiento sanitario al 100%, "se está produciendo una injusticia evidente puesto que sus compañeros, que trabajan en el Sacyl, se les reconoce la carrera profesional y a ellos no". Un hecho que ha apuntado "no sólo afecta al colectivo de farmacéuticos y veterinarios, sino también a otro colectivo, si bien más minoritario".

 

Rivero Hernández ha destacado que "desde hace meses venimos insistiendo en una reivindicación de nuestro colectivo, veterinario y farmacéutico, del carácter sanitario de nuestras funciones", unas que señala no les vienen dadas de manera gratuita sino que se reconoce la legislación vigente. Si bien ha destacado la existencia de una Ley de ordenación de las profesiones sanitarias "en las que se anuncian una a una aquellas profesiones que tienen carácter sanitario", apunta que dentro la administración no se les reconoce esa condición, así como tampoco "se reconoce esa condición que lógicamente nosotros entendemos asumida con las obligaciones que comporta y también con los derechos".

 

En esta línea, el representante de USCAL en la provincia de Ávila también ha señalado que tampoco se reconoce "el derecho a una carrera profesional sanitaria" en tanto que no presentan una carrera adminsitrativa y reiteran la el reconocimiento de esa carrera profesional. A su vez, Rivero Hernández ha destacado que, si son servidores públicos que trabajan por los ciudadanos de Castilla y León así como de la provincia de Ávila -siendo 140 los profesionales afectados entre veterinarios y farmacéuticos- y forman parte del Cuerpo Facultativo Superior de Escala Sanitaria, no entienden la negación de la condición de sanitarios cuando la denominación de su cuerpo así lo indica.

 

"Se han mantenido conversaciones con la administración, tanto con el Ejecutivo como con el Partido Popular" ha declarado, destacando que por la parte legislativa se ha ofrecido alguna posibilidad de solventar la situación y de reconcer estos carácteres, pero que aún "no se ha plasmado en nada". Es por ello que se señale que, si bien para que esto sea una realidad resulta necesario abordar una modificación en la Ley de Salud Pública y de Seguridad Alimentaria de Castilla y León, se hayan visto en la obligación de hablar con otros grupos políticos, y destaca que "de estas conversaciones se ha dereivado la proposición de Ley presentada en las Cortes de Castilla y León".

 

"Parece que debería reflexionar el Partido Popular cómo es posible que partidos tan distintos, tan distantes se puedan poner de acuerdo para apoyar nuestras reivindicaciones y el PP se haya quedado solo y que sea el único que no atiende a algo que nuestra ciudadaía necesita". El representante de USCAL en la provincia de Ávila ha declarado que desde el colectivo no entienden por qué se cuestiona que los veterinarios y farmacéuticos "somos sanitarios". Asi pues ha invitado al Partido Popular abordar una reflexión: "Si ahora mismo cualquiera de nosotros va a Madrid, coge el coche y va por la autovía y le pitan los claxon, lo razonable es echarse a un lado, pararse y meditar, porque a lo mejor va en un sentido que no es el correcto".