Vacunación contra el Covid-19 en Castilla y León: Quién, cómo y cuándo, desde el consentimiento informado hasta grupos diana
Cyl dots mini

Vacunación contra el Covid-19 en Castilla y León: Quién, cómo y cuándo, desde el consentimiento informado hasta grupos diana

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, comparece en rueda de prensa para informar sobre la estrategia de vacunación (Rubén Cacho / ICAL)

A partir del próximo día 27 de diciembre y durante el primer mes se administrarán en Castilla y León 126.000 dosis de la vacuna Pfizer. Así es el plan de la vacunación Covid, calificada como un "hito de la historia".

"Va a ser una vacuna segura", ha señalado la consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado en la presentación de la campaña de la vacunación Covid-19, animando a que todos nos vacunemos pero recordando que iniciar la campaña no significa estar completamente vacunados porque habrá que seguir tomando precauciones en los meses siguientes.

 

Casado ha informado de cuándo, cómo y quiénes serán los primeros en recibir la vacuna Pfizer en dos dosis (con un margen de 21 días) a partir del próximo día 27, en principio, que es la fecha en la que el ministerio ha garantizado que estará disponible. Según ha señalado la consejera, se comenzará a la vez en las nueve provincias de la Comunidad

 

La vacuna cuenta con una serie de particularidades respecto a su conservación que hacen que la vacunación sea algo más compleja que con otras como la gripe. Es una vacuna que debe conservarse entre 70 y 80 grados bajo cero llegando en viales multidosis, de cinco dosis cada uno, organizada en bandejas de 195 viales que equivalen a 975 dosis de vacuna.

 

La Comunidad dispone de nueve ultracongeladores, a los que se les ha dotado de un sistema de seguridad y custodia, para evitar tanto incidentes exteriores, como cualquier otro que supusiera la ruptura de la cadena de frío. Por ello, se ha comprado hielo seco y todo el material necesario para su manipulación y administración, desde jeringuillas, aguas, suero, así como guantes y bastas, hasta un desembolso total de unos 257.000 euros. También la Junta ha incorporado neveras, vehículos, material informático para el seguimiento y la trazabilidad de las dosis, así como neveras.

 

Se precisa de una perfecta organización, planificacion y logística para aprovechar todas las dosis posible evitando errores en la cadena de frío o el transporte de las dosis. Es una vacuna que ha superado los análisis de calidad y seguridad habiendo sido testada en más de 44.000 voluntarios de 16 o más años en su fase tres. Los efectos secundarios son similares a los de la vacuna de la gripe. 

 

Los equipos COVID, formado por 133 profesionales de enfermería, funcionarán los siete días de la semana, excepto los festivos, para administrar la dosis en los centros sociosanitarios, y los servicios de Prevención de Riesgos Laborales, se encargarán de los sanitarios. 

 

Los equipos estarán formados por entre dos y cuatro profesionales de enfermería, en función de las necesidades de los centros sociosanitarios a los que acudan. En total, serán 133, que se distribuyen entre los 12 de Ávila; los 18 de Burgos; los 22 de León; los once de Palencia; los 20 de Salamanca, los nueve de Segovia, los siete de Soria; los 23 de Valladolid y los once de Zamora.

 

Se han establecido una serie de criterios para decidir quiénes y qué colectivos llamados diana, serán los primeros en recibir la vacuna. Estos criterios técnicos y sanitarios están basados en estos principios:

 

- Riesgo de morbilidad grave y mortalidad

- Riesgo de exposición 

- Riesgo de impacto social o económico negativo 

- Riesgo de transmitir la infección a otros.

 

Por estas razones se establece a nivel internacional y nacional que en la primera fase hay cuatro grupos prioritarios establecidos para la administración sanitaria que recibirán previo consentimiento informado y cita previa. Se vacunarán por este orden a:

 

1- Personas institucionalidadas, es decir aquellas que están en residencias o centros sociosanitarios y trabajadores de esos mismos centros. Recibirán la vacuna hayan pasado o no la enfermedad de manera previa ya que tienen menos capacidad para generar anticuerpos. 

 

2- El personal sanitario de primera línea. Se entiende como tal a todo el personal de Atención Primaria, parte del personal de los hospitales, es decir los profesionales de críticos, urgencias, medicina interna, neumología y servicios de prevención de riesgos labores o adminisión. Y personal de emergencias sanitarias.

 

3- El resto del personal de los hospitales, personal de los centros privados y resto de personal socio sanitario.

 

4- Los grandes dependientes. 

 

El personal sanitario que haya pasado la enfermedad no será vacunado al ser personas cuyo sistema inmune puede producir respuesta inmunitaria. 

 

TRAZABILIDAD

 

La consejería ha creado un sistema para recoger toda la información de la vacunación, que será remitido posterior al Ministerio de Sanidad, donde se seguirá el número de dosis entregadas, el tamaño de los colectivos elegidos, la capacidad diaria de administración, el número de citadas y el número de vacunas puestas. 

 

Con ello, se hará un especial seguimiento de las reacciones adversas si las hubiera en lo que consideró un “hito” de la historia, similar a la expedición Balmis con la viruela y que ha requerido al colaboración de todo el sistema sanitario de la Comunidad y del Gobierno autonómico.

 

Finalmente, la consejera de Sanidad insistió en la eficacia y la seguridad de la vacuna de Pfzier, la primera en llegar a España, puesto que recalcó ha sido testada y ha superado los análisis. Además, recordó que sus efectos adversos son similares a los de la vacuna de la gripe, como ya que los descritos son reacciones locales, fatiga, cefalea, dolores musculares, escalofríos, dolores articulares y fiebre. Todos ellos, añadió, remiten con medidas sencillas o medicación habitual.