Vacaciones en… ¿Bolivia?

Sí, Bolivia. Encuadrado entre la cordillera de Los Andes y la selva del Amazonas, el país latinoamericano ofrece estampas paradisíacas que el viajero puede disfrutar. Su capital, La Paz, es la más alta del mundo.

 

El turismo está adquiriendo cada vez más peso como sector económico en el país, y ya son muchos los bolivianos que ostentan puestos de trabajo directa o indirectamente relacionados con el turismo. El país intenta combatir los mayores problemas para su desarrollo, por ejemplo, a través de la mejora de las infraestructuras para las comunicaciones.

 

De hecho, fue precisamente en Madrid a principios de 2016, según informaba EFE, cuando el viceministro de Turismo, Jaime Ernesto Rossell presentó los planes de desarrollo para convertir el turismo “en un sector estratégico”, tratando de presentar la inversión en infraestructuras en Bolivia en una oportunidad para los empresarios extranjeros. Era en el marco de la XIX Conferencia Iberoamericana de Ministros y Empresarios de Turismo (CIMET), previa a la Feria Internacional de Turismo (FITUR).

 

Las comunicaciones se catalogan como deficientes, pero que éstas no promuevan la llegada masiva de turistas, brinda oportunidades al viajero más aventurero, al que quiere disfrutar del país en toda su esencia.

 

El vuelo

 

Cruzar el charco siempre se asocia a un coste alto y sí, puede conllevarlo. Sin embargo, quienes tengan flexibilidad pueden hacer uso de nuevas herramientas para ahorrar sustancialmente en el precio del billete.

 

Uno de los buscadores de vuelos más populares y potentes en la actualidad es Skyscanner. Gusta a los viajeros por las múltiples posibilidades que ofrece, comenzando con la opción de señalar solo el aeropuerto de salida e indicar flexibilidad en el de destino. Dará como un resultado todo un catálogo de opciones, ordenadas por precios.

 

Si se tiene un destino en mente, en cambio, pero no una fecha preferente, se puede buscar por mes más barato, indicándolo en el campo correspondiente a la fecha. Desde Madrid a La Paz, el buscador muestra cómo meses más baratos para la ida y vuelta abril y mayo, desde 340 euros la ida y 399 la vuelta.

 

Como sucede con la práctica totalidad de los destinos, excepto aquellos que permanecen más o menos estáticos, la temporada alta sube sustancialmente los precios. Lo más barato en julio son 458 euros, pero la vuelta en agosto se puede ir a 581.

 

Muchos de los que viajan a Latinoamérica y pueden permitírselo por tiempo y por economía, deciden visitar más de un país. Así, otra opción es viajar a Lima en el mes más barato, noviembre, por un mínimo de 248 euros desde Madrid.

 

El alojamiento

 

La cuestión del alojamiento también se adapta a presupuestos reducidos. Alquilar casa o departamentos ofrece oportunidades de propiedades en Bolivia. Puedes ver alquileres Bolivia.

 

Lo cierto es que el turismo se concentra, principalmente, entre La Paz, Santa Cruz de la Sierra y la Cochamba, ciudades que sí cuenta con carreteras que las unen y escapan en mayor medida a las deficiencias en las comunicaciones terrestres. Esto implica en ellas demanda de alquileres alta, y también desarrollo del mercado inmobiliario como alquileres Santa Cruz.

 

Lo de las buenas comunicaciones es una de las ventajas de alquilar en Santa Cruz de la Sierra, una ciudad que hacia 2007 estaba experimentando uno de los crecimientos demográficos más rápidos de toda Latinoamérica, según señalaba El Economista. Grandes eventos internacionales como la Cumbre Iberoamericana o la de G77 la han erigido además como “la puerta de Bolivia al mundo”.

 

La ciudad acoge gran parte del turismo del país por atractivos como su Catedral Metropolitana o como la avenida Monseñor Rivero, centro neurálgico del ocio por sus restaurantes, cafeterías o pastelerías.

 

En cuanto a parajes naturales, también llaman la atención las dunas blancas conocidas como Las Lomas de Arena o los centros naturales que proponen recorridos como el biocentro Güembé, La Rinconada y Parque Ivaga Guazú. En el mismo departamento, aunque fuera de la ciudad, hay poblaciones con mucho encanto, caso de Samaipata.

 

Qué ver en Bolivia

 

En lo que respecta a estampas naturales, Bolivia es un país de contrastes que invita a explorar cada rincón. Si la región del Altiplano, en plenos Andes centrales, tiene montañas de hasta 6.000 metros de altura y parajes desérticos, Los Llanos posee un clima tropical que cuajan la zona de verde. Sesiones de deportes de invierno y montañismo o expediciones por la selva en el mismo país.

 

Si bien lo anterior no es exclusivo de Bolivia, sino que es común a otros países latinoamericanos, sí que cuenta con atractivos únicos como las ruinas Tiwanaku, el Lago Titicaca (que comparte con Perú, sirviendo de frontera) o el Parque Nacional Noel Kempff Mercado, en el mismo departamento de Santa Cruz, y que fue declarado Patrimonio Natural de la Humanidad.

 

Entres sus salvajes parajes naturales, que invitan a conectar con la legendaria población inca, también cuentan con el famoso Salar de Uyuni.