UPYD entiende que los abulenses no debemos pagar por la parte del servicio que no se prestó de la iluminación de Navidad

Javier Cerrajero

Cerrajero: “Los vecinos de Ávila tenemos que dejar de pagar los platos rotos de las malas gestiones del equipo de gobierno del PP”.

El Grupo Municipal de UPyD en el Ayuntamiento ha pedido explicaciones en la Junta de Gobierno Local sobre el pago íntegro de los 40.000 € correspondientes a la factura por la iluminación de Navidad.

 

UPYD ha preguntado si se ha cumplido íntegramente lo que considera que es “un contrato de imposible cumplimiento”; ya que, la cláusula sexta del mismo, fijaba como período máximo de montaje de la instalación el día 2 de diciembre de 2016, una semana antes de su firma (9 de diciembre de 2016).

 

Además, desde el propio equipo de gobierno se reconoció, las pasadas navidades, que el encendido progresivo “no comenzó hasta el 10 diciembre, finalizando el día 16”. Por todo ello, Cerrajero entiende que “debería haberse aplicado una penalización por incumplimiento del contrato o, en su lugar, considero justo proceder a retener parte de la fianza”.

 

UPYD, que ya puso de manifiesto el pasado 21 de diciembre la falta de previsión del equipo de gobierno del Partido Popular, ahora reclama responsabilidades políticas, como consecuencia de “una evidente falta de diligencia en el control del contrato”.

 

“Los abulenses tenemos que dejar de pagar los platos rotos”, sostiene Cerrajero y pregunta “¿por qué tenemos que pagar hasta el último céntimo, cuando no hemos disfrutado de la totalidad del servicio contratado?”.

 

Por último, el portavoz municipal de la formación magenta ha reiterado “el derecho de todos los ciudadanos a conocer la realidad de esta contratación y los pormenores negociados en este procedimiento”.

 

Recordemos que solo una empresa se presentó a la primera licitación; posteriormente, esta decidió retirar su oferta, quedando la contratación desierta. Tres meses después, en noviembre de 2016, mediante un procedimiento negociado sin publicidad que incrementó un 22,4% (7.330€) el importe del contrato anterior, se invitó a varias empresas y la que en agosto había decidido retirarse, finalmente fue la adjudicataria por los 40.000€.

Noticias relacionadas