UPYD Ávila traslada a ASPAYM CyL sus propuestas sobre discapacidad

Iván Rodríguez en la IV marcha ecuestre solidaria organizada por Adeluaca

El candidato de UPYD al Congreso de los Diputados por Ávila, Iván Rodríguez, asistió a la mañana de ayer a la IV marcha ecuestre solidaria organizada por Adeluaca, la asociación de amigos del caballo de San Bartolomé de Pinares, con el objetivo de recaudar fondos para ASPAYM CyL.

En el transcurso de la jornada, Rodríguez pudo conversar con varios miembros de esta asociación y trasladarles las propuestas de su programa electoral sobre discapacidad.

 

“Es imprescindible que el Gobierno de la Nación se comprometa a desarrollar todos los cambios legales pertinentes para garantizar los derechos de las personas con discapacidad, entre ellos, la modificación de la Ley General de la Seguridad Social para permitir el reconocimiento de la incapacidad permanente absoluta o gran invalidez de las personas discapacitadas en cualquier momento de su vida”, señaló el candidato, quien explicó que, de esta manera, se eliminaría la incertidumbre de muchos padres con hijos discapacitados “que no hubieran podido trabajar y no saben si sus descendientes podrán disfrutar de una pensión vitalicia de orfandad cuando ellos mueran”.

 

Además, el cabeza de lista de UPYD reclamó el reconocimiento de la figura del Asistente Personal con un perfil profesional y académico, así como la creación de Oficinas de Vida Independiente con financiación pública, gestionadas por el colectivo de personas con discapacidad.

 

Rodríguez ha subrayó también la necesidad de un plan de prevención y sensibilización contra la exclusión social para el desarrollo de políticas preventivas que incidan sobre los colectivos más vulnerables, como las personas con discapacidad.

 

Por último, el candidato de UPYD exigió que todas las administraciones públicas en todos los niveles del Estado se comprometan a dotar de la financiación necesaria a la Ley de Dependencia, “una ley que podría ser muy buena pero que en la práctica es un papel mojado por falta de presupuesto”, para lo que es necesario “recortar en gastos superfluos como las diputaciones provinciales o competencias duplicadas entre varias administraciones”.