UPA reclama apoyo para los ganaderos ante el anuncio de la subida de los precios de los piensos
Cyl dots mini

UPA reclama apoyo para los ganaderos ante el anuncio de la subida de los precios de los piensos

E.P.

UPA alerta sobre la situación límite en la que se pueden quedar las economías de los productores de Ávila, que se encuentran ya en el límite de su capacidad de resistencia

UPA alerta sobre la situación que padece un gran número de pequeñas y medianas explotaciones familiares ganaderas, que puede verse agravada en próximas fechas si se lleva a cabo el incremento del precio de los piensos compuestos, tal y como están anunciando ya las industrias.

 

El aprovisionamiento por parte de una potencia económica como China de una de las materias primas más importantes utilizadas para las formulaciones de los piensos compuestos como es la soja, es el argumento que se está utilizando para lo que parece una maniobra inminente de los fabricantes para subir los precios de la alimentación animal y poner en un situación límite a los ganaderos de Castilla y León a partir del mes de noviembre.

 

Son todos los subsectores ganaderos los que se verán afectados por este incremento en uno de los costes de producción más importantes en la cuenta de resultados de los productores. Recordamos que la ganadería de porcino absorbe alrededor de un 43 % de todos los piensos compuestos producidos en nuestro país, seguida por los rumiantes (31 %) y la avicultura (21 %).

 

Resulta difícil de entender que la subida de las cotizaciones de la materia prima se utilice en cada momento para justificar el incremento de los precios de los piensos, pero cuando aquellos bajan no se repercute esa reducción en los precios de los segundos. En este sentido, los operadores tienen comprado el cereal de los agricultores desde hace tiempo, pero aprovechan ahora las circunstancias de mercado para subir el precio final del pienso.  

 

UPA muestra su enorme preocupación por la vulnerabilidad en la que se encuentran los ganaderos por las fluctuaciones de los mercados internacionales, y en este caso por las consecuencias que sobre la ganadería de Castilla y León  va a tener la significativa subida del precio de la soja empleada en la alimentación animal. Y es que esta situación puede verse seriamente amenazada la viabilidad de un gran número de explotaciones ganaderas de nuestra región.

 

UPA denuncia esta situación que viene a confirmar que los productores primarios se ven exprimidos entre los elevados precios de los insumos y los bajos precios al consumo, debido al posicionamiento agresivo de empresas de insumos en la cadena alimentaria. Resulta muy preocupante este desequilibrio en el que los ganaderos no ven reflejado incremento alguno en el precio en origen de la leche o la carne.

 

Nuestra organización alerta sobre las consecuencias de una subida en el precio de los piensos, que puede conducir directamente a abandonos por parte de los profesionales o a reducciones de censos con una reducción  significativa en a las producciones de leche y de carne. En una situación como la actual, esto podría tener graves consecuencias en materia de  garantía de abastecimiento, y que podría conllevar una mayor dependencia de las importaciones.

 

UPA hace un llamamiento a las propias empresas fabricantes de piensos compuestos  para que comprendan que no es posible asfixiar aún más a los productores, ya que muchos ganaderos se encuentran en los límites de su capacidad de resistencia. Se trata sencillamente de evitar que miles de explotaciones ganaderas de nuestra región se vean abocadas al cierre.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: