Unidas Podemos aboga en El Tiemblo por una "transición social, política y económica" para Ávila

Presentación de Unidas Podemos en El Tiemblo.

La formación morada expuso sus ideas de campaña en la localidad tembleña

Unidas Podemos ha enfocado su cuarto encuentro de la campaña en la localidad de El Tiemblo, en una presentación ante los vecinos tembleños por Carlos Reviejo, Milagros Hernández y Ángel Spínola han hecho un diagnóstico de la situación actual y han desgranado una serie de medidas imprescindibles para la provincia y el país.

 

En dicho acto, Ángel Spínola sostuvo que “las fuerzas del bipartidismo no son capaces de que se cumpla la Constitución en su articulado social, en esa parte que, precisamente, tiene como meta proteger a los que más necesitan las leyes”. Spínola matizó en lo mucho que se juega la formación morada  en estas elecciones.

 

En su exposición, el candidato argumentó que ante la amenaza de una nueva recesión “es preciso blindar legalmente los derechos que sostienen la vida de la mayor parte de la población: revalorización de pensiones según IPC; prohibición de los desahucios sin alternativa habitacional; fiscalidad progresiva; lucha contra la precariedad laboral y el fraude de los falsos autónomos; protección y mejora de los servicios públicos”. Para que “la crisis no se lleve por delante nuestros derechos”.

 

Por su parte, la candidata número uno, Milagros Hernández, abrió su intervención felicitando a los trabajadores de la Diputación de Ávila y apoyando su movilización contra el incumplimiento del acuerdo que establecía su jornada semanal en 35 horas. Acto seguido recordó las cifras del paro total en Ávila: 10.867 personas, 531 más desde el mes pasado. 

 

La número uno de Unidas Podemos denunció abiertamente la irresponsabilidad de Pedro Sánchez “al llevarnos a unas elecciones que le dan la posibilidad de gobernar a la unión de las derechas y la ultraderecha, lo que sin duda agravaría la crisis social que vivimos”. Mientras tanto, argumenta, “los cambios que se precisan en la legislación laboral están parados; la precariedad se extiende; aumenta la despoblación; se dejan de impulsar las políticas contra la violencia de género y crecen los problemas de acceso a la vivienda. En el ámbito rural, se pierden servicios sanitarios, se abandonan actividades agropecuarias y forestales, con el consiguiente riesgo de grandes incendios”, matiza.

 

Una propuesta, según la formación morada, que “podría sintetizarse en que Ávila debe hacer su transición: social, política y económica. Hecho el diagnóstico, la prescripción pasaría, por citar solo algunas medidas de las comentadas, por el fomento de la agricultura y ganadería; la transición ecológica y la custodia del territorio; la mejora de los polígonos industriales, el apoyo a las cooperativas y a las pequeñas empresas; las políticas de movilidad accesible; la banca pública; la promoción del asentamiento de población en el ámbito rural gracias a la mejora de los servicios públicos; y el impulso a la acción de los ayuntamientos y comarcas”.