Una victoria para ganar confianza

Jonathan Prado, entrenador del Real Ávila.

El Real Ávila intentará este sábado traerse los tres puntos de su visita al Mirandés B para ganar confianza en lo que resta de competición

Mirandés B- Real Ávila

Sábado 29 de febrero, 17:00 horas. Instalaciones Deportivas de Ence

El Real Ávila buscará este sábado llevarse los tres puntos del campo del Mirandés B, uno de los equipos que intentan salvarse de la quema  del descenso y que intentará hacer valer su factor campo para sorprender a los encarnados. Los abulenses intentarán hacer buena su victoria del pasado domingo ante el intratable Zamora, que cayó por la mínima en el Estadio Adolfo Suárez, tras uno de los mejores partidos de los de Jonathan Prado en lo que va de temporada.

 

El objetivo no puede ser otro mirando la clasificación que intentar ganar el máximo de partidos posibles, esa es la intención mañana a las 17:00 horas en los campos de Ence. El Mirandés B es el equipo que más incorporaciones ha firmado en el mercado de invierno con 5 jugadores nuevos en su plantilla, con un cambio de entrenador mediante, que según Prado le ha dado un “modelo de juego diferente”. En su análisis del rival, el palentino destaca que los burgaleses ya no se exponen tanto desde atrás con el balón jugado, “ahora son más verticales y aprovechan la calidad y movilidad de sus atacantes”, reconoce.

 

El Real Ávila debe jugar con el condicionante de disputar el partido en un campo más estrecho que el Adolfo Suárez, que “puede influir en amplitud”, pero que les va a venir bien a los abulenses “de cara a ser más asociativos”, ya que el míster espera que sus jugadores tengan la iniciativa del juego. Todo ello en una semana donde el Real Ávila ha entrenado con normalidad, pensando en dar la vuelta al tipo de planteamientos que hacen los equipos de menor entidad del grupo octavo.  “Solo falta que la primera o la segunda ocasión que tengamos podamos meterla, para abrir los partidos contra este tipo de rivales que cada vez encajan menos goles”, añade el palentino.

 

Una victoria mejoraría los números de los encarnados fuera de casa, uno de los peores equipos a domicilio. “Tenemos unos números muy malos fuera de casa, tenemos que dar otra sensación este sábado, que nos daría más confianza para afrontar todas las jornadas que quedan, que son muchas”, finaliza Jonathan Prado.