Una sentencia otorga a la Iglesia la propiedad de la ermita mudéjar de la Lugareja en Arévalo

Iglesia de Santa María de Gómez y Román en Arévalo, conocida como Ermita de "La Lugareja".

El monumento data del  siglo XII.

La Audiencia Provincial de Ávila ha otorgado la propiedad de la ermita mudéjar de La Lugareja, en Arévalo (Ávila), y que data del siglo XII, al Obispado abulense, frente a los propietarios particulares actuales.

 

Se trata de una sentencia en respuesta a un recurso a una decisión del Juzgado de Primera Instancia de Arévalo, en la que se declara que el Obispado de Ávila es el propietario de la iglesia denominada Asunción de Nuestra Señora de Gómez Román o ermita de la Lugareja, que consta "testimoniada en la escritura de 185,50 metros cuadrados de románico de ladrillo castellano".

 

La sentencia ordena "la cancelación de la inscripción registral contradictoria de dominio de la finca o inmueble a favor de la parte demandada M.d.C.S.A en lo que suponga de contradicción con el derecho de dominio a favor de la parte actora sobre la finca o inmueble objeto del presente procedimiento".

 

También se ordena que la resolución se lleve al Registro de la Propiedad de Arévalo, para que "se proceda a la inmatriculación como finca nueva independiente del inmueble" situado junto a la ermita, "procediéndose a la cancelación de los asientos registrales contrarios y que se opongan a la declaración pretendida en este procedimiento, adecuándose de este modo la realidad registral a la realidad extrarregistral".

Comentarios

kalikatos 17/07/2020 12:24 #5
Conveniencia judicial y eclesial, se le deja una parte a los propietarios, y se les regala el monumento mudéjar, que es lo que vale, al amigo eclesiástico. Yo lo interpreto así, y al comentario "al que no le guste", con todo el respeto a su exposición, me parece muy en línea con un pensamiento muy conservador, y de una pobreza analítica simple.
Aunque a alguno no le guste 16/07/2020 19:02 #4
Aunque a alguno no le guste, la única forma de conseguirlo era con la fuerza del Obispado, algo de lo que carecía el ayuntamiento o cualquier politiquillo del gobierno de España que hubiera preferido quemarla directamente recordando viejos tiempos. Lo principal es que se va a poder disfrutar de esta joya todos los días del año por parte de los ciudadanos.
Exiliado 16/07/2020 13:28 #3
rectifico el comentario anterior
Exiliado 16/07/2020 13:27 #2
O la noticia está mal redactada o liberal democrata no se ha enterado de nada.
liberal democráta 15/07/2020 18:44 #1
Me alegro enormemente de la sentencia de la Audiencia Provincial, no entraré a valorar la actuación del juez de primera instancia de Arévalo en éste y otros asuntos, por entregar una joya del románico al Obispado de Ávila. Los caciques, militares o no, ya no pintan nada en un mundo presidido por la igualdad y el Estado de Derecho. Se han acabado las prebendas de los señoritos.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: