Una placa para recordar el 50 aniversario de la proclamación de Santa Teresa como doctora de la Iglesia

Acto de inauguración de la plaza celebrado en la mañana de este lunes.

Desde este domingo en el convento de La Santa en Ávila.

El prior del convento de La Santa, David Jiménez, acompañado por el alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, ha descubierto una placa que recuerda desde hoy el 50 aniversario de la proclamación de Santa Teresa de Jesús como doctora de la Iglesia.

 

Sánchez Cabrera ha destacado el “honor” que supone para todos los abulenses y para el Ayuntamiento el reconocimiento que hace 50 años otorgó el papa Pablo VI a Santa Teresa, primera mujer doctora de la Iglesia. Una figura “universal” de la que los vecinos se sienten “muy orgullosos”.

 

Por su parte, David Jiménez ha agradecido al Ayuntamiento de Ávila este gesto que de ahora en adelante recordará al visitante la “grandeza” de Teresa de Jesús.  

 

Acto en la Catedral

 

Por otro lado, la Catedral del Salvador de la Diócesis de Ávila ha sido testigo del primer acto que conmemora el 50 Aniversario del Doctorado de Santa Teresa de Jesús. Así lo ha manifestado el obispo de Ávila y Gran Canciller de la UCAV, José Mª Gil Tamayo: “Un Congreso que conmemora un hecho excepcional”. Hoy, el Obispado de Ávila, los Carmelitas Descalzos y la Universidad Católica de Ávila (UCAV), con la colaboración de la Universidad Católica Eichstätt-Ingolstadt, han celebrado la efeméride de la primera mujer Doctora de la Iglesia. Primer acto del Congreso Internacional “Mujer Excepcional. Cincuenta años del Doctorado de Santa Teresa de Jesús”, que tendrá lugar del 12 al 15 de abril de 2021.

 

Gil Tamayo ha conmemorado cómo “Teresa de Jesús conoció esa armonía tan propia de la Doctrina Católica de la cooperación de las virtudes humanas y de la Gracia de Dios. Pablo VI en su homilía decía que tenía dotes excepcionales”. Gil Tamayo ha recordado las palabras de Pablo VI cuando proclamó a Santa Teresa de Jesús Doctora de la Iglesia, primera mujer en recibir este título. En la homilía de la ceremonia del 27 de septiembre de 1970, Pablo VI se refería a ella como “esta santa tan singular y tan grande, suscita en nuestro espíritu un cúmulo de pensamientos. La vemos ante nosotros como una mujer excepcional, como a una religiosa que, envuelta toda ella de humildad, penitencia y sencillez, irradia en torno a sí la llama de su vitalidad humana y de su dinámica espiritualidad; la vemos, además, como reformadora y fundadora de una histórica e insigne Orden religiosa, como escritora genial y fecunda, como maestra de vida espiritual, como contemplativa incomparable e incansable alma activa”.

 

La presidenta del Consejo Directivo de la Universidad Católica de Ávila y directora de las Cruzadas de Santa María, Lydia Jiménez, hoy ha recordado cómo vivió esta declaración del Doctorado de la Iglesia cuando aún era una joven universitaria, cuando su gran afición era el teatro, y cómo incluso llegó a representar el papel de Santa Teresa y escribir una pequeña obra de teatro junto a otras compañeras.

 

Así conoció a Santa Teresa. La Presidenta del Consejo Directivo de la UCAV ha declarado cómo la obra le sirvió para leer a Santa Teresa y dejarse “engolosinar por ella”. “Hoy 50 años después, en nuestra Universidad Católica que lleva su nombre, se reclama que la comunidad universitaria conozca las enseñanzas de esta Mujer Excepcional”. La UCAV quiere celebrar esta efeméride propiciando, desde la Cátedra Santa Teresa de Jesús  de estudios sobre la Mujer de la UCAV, una obra de teatro, un musical y comunicaciones para que toda la universidad esté implicada en esta gran conmemoración. “La Universidad del amor no es que reside en París, sino en la humildad», ha apuntado Lydia Jiménez.

 

Lydia Jiménez también ha destacado a Santa Teresa como española y abulense. “En su personalidad se aprecian los rasgos de su patria. Sinceridad de corazón, amor a la Iglesia. Su figura se centra en una época gloriosa de Santos, que escucha con humildad y sabe cuidarlos como una gran maestra de vida espiritual y como tal es considerada. Hoy nos parece oírla como un clamor. En estos tiempos recios es menester amigos fuertes de Dios para sostener a los débiles. Los amigos fuertes de hoy necesitan la determinación que ella tenía». Asimismo, la directora del Instituto Secular Cruzadas de Santa María ha citado una de sus frases: “nunca dejé fundación por miedo al trabajo, aunque de los caminos largos sentía gran contradicción”.

 

Positiva, alegre, con gran sentido del humor, Jiménez ha destacado tres aspectos de la personalidad de la Santa parafraseándola: “Tristeza y melancolía no las quiero en casa mía”. Ha destacado su feminismo:  “Con su ser y hacer levanta el feminismo de nuestros días que ignora la verdadera esencia del género femenino. Cuando Juan Pablo II acuñó este término no se ha aventurado a pensar que tenía adelante el ejemplo de la Santa Andariega, Santa y Maestra. Quiere ser fidelísima a los consejos de la jerarquía. El fuego de Teresa prendió entonces y sigue prendiendo hoy”, ha concluido Lydia Jiménez.

 

Dicen que las tres condiciones que hay para que alguien sea declarado Doctor de la Iglesia son la doctrina, la santidad de vida y que sea declarado por la Iglesia. Así ha comenzado el P. David Jiménez, prior del Convento de La Santa, su homenaje al 50 Aniversario de la Primera Mujer Doctora de la Iglesia. Ha mencionado que, en la actualidad, son 36 los doctores que la Iglesia ha declarado, de entre ellos cuatro mujeres, de las que dos son carmelitas. Hoy se cumplen 50 años de esa declaración. Mirando a estos doctores que llenan esa lista a lo largo de todos los siglos nos encontramos con que la mayoría de ellos tienen grandes escritos: “Cuando pensamos en Teresa parece que su doctorado es distinto. No estudió en ninguna universidad, no profundizó durante años en obras clásicas, no sabía latín. ¿De dónde brota entonces esa erudición y doctrina por la cual el papa S. Pablo VI proclama la primera mujer doctora de la Iglesia?”.

 

“Cuando la Iglesia mira a Teresa de Jesús es una mujer de experiencia. Su doctrina nace de la experiencia y así lo dice el Papa San Pablo VI el día de su doctorado. ¿De dónde brota esa maravilla de doctrina? De la experiencia. Doctora de la experiencia de una vida que nos quema, nos consume y nos invita a engolosinarnos con esa misma experiencia con la que ella alimentó su corazón. Le pedimos que nos haga arder el corazón”, ha rogado el prior del Convento de La Santa.

 

“La Iglesia proclama doctores porque cree en la verdad y pudo proclamar doctora a Teresa de Jesús porque la verdad es algo que no sólo se aprende con la razón, sino que la verdad de una persona para conocerla hay que entregarse a ella. Para vivir desde la verdad hay que vivir con la amistad con quien es la verdad, con nuestro Señor”, ha expuesto Jorge Zazo, vicario de Acción Pastoral de la Diócesis de Ávila.

 

Zazo ha consolidado la celebración del centenario en un ambiente universitario mediante un Congreso Interdisciplinar porque Iglesia y Universidad coinciden en su defensa y en su búsqueda de la verdad: “Esto es fundamental en tiempos en los que el relativismo se impone y se deja llevar por las opiniones sin buscar las raíces y en las que esta deriva del relativismo persigue una imposición ideológica. Santa Teresa no es prisionera de las ideologías. En el congreso buscamos descubrir su verdad como mujer, santa, reformadora y religiosa. Lo que a ella le define es su determinada determinación de ser cristina, de ser amiga de Cristo y de morir hija de la Iglesia. Lo que determinan sus escritos es la búsqueda de la vida eterna. Una vida que podemos alcanzar gracias al sacrificio de Cristo, al espíritu derramado en nuestros corazones. Como esa es la meta, lo decisivo es saber adónde vamos y lo relativo es por dónde llegamos a esa vida divina que en Cristino se nos regala. Ser esposa y ser madre son dos de los elementos más constitutivos de ser mujer. Y en este sentido ella nos ayuda a descubrir la hermosa verdad de algo que una de las ideologías de nuestro mundo tiende a disolver. Lo mejor es aquel estado en el que todos los hombres reconocerán lo que dijo la Santa”.

 

Dr. Juan Antonio Marcos, ha inaugurado el acto con su conferencia «Teresa de Jesús: un verbo irregular (¿Por qué sigue cautivándonos?)» afianzando que «Santa Teresa fue una mujer excepcional. Una de esas personas que aparecen de vez en cuando en la historia de la humanidad. Y en este sentido, se puede afirmar que ella fue (¡y sigue siendo!) un verbo irregular: ‘irregular’ tanto por su palabra, como por su persona y experiencia mística. Huyendo de una regularidad mal entendida y peor vivida, Teresa terminó por convertirse en alguien que ya no sigue las formas fijadas ni los modelos establecidos. Una mujer cuya vida y experiencia mística (y por supuesto, su lenguaje) transcurre por caminos desusados, nuevos, creativos, originales, transgresores. Y de hecho, su vigencia hoy, quizás sea más amplia de lo que nunca antes lo había sido». 

 

La de Teresa fue, en primer lugar, una espiritualidad de la interioridad y del propio conocimiento. Una espiritualidad de la autenticidad y de la alegría. Una espiritualidad femenina y culta. Una espiritualidad del desengaño y de la libertad. Son estas algunas de las notas que quisiéramos poner de relieve en los puntos que siguen. Notas excepcionales por la forma en que Teresa las vive y por la sinceridad (en todo un ‘striptease’ del alma) con que las transmite en sus escritos. Llaneza y profundidad al mismo tiempo que han convertido a esta mujer en un “verbo irregular”, tanto en la historia de la mística como de la literatura, ha discurrido Marcos.

 

El acto ha finalizado con una eucaristía oficiada por José Mª Gil Tamayo, obispo de Ávila, acompañado entre otros, por el cardenal Rouco VarelaJesús García Burillo, obispo emérito y el padre David Jiménez, prior del Convento de La Santa.

 

PROGRAMA

 

El congreso contará con la presencia del Card. Aquilino Bocos, Dr. Emilio Martínez ocd, Dr. Silvano Giordano ocd, Dr. Rómulo Cuartas Londoño ocd, Dra. Marianne Schlosser, Dra. Beatriz de Ancos Morales, Dr. Burkard M. Zapff, Dr. Lothar Wehr y el card. Dr. Ricardo Blázquez Pérez, quienes abarcarán la vida y obra de Santa Teresa desde diferentes perspectivas.

 

Entre el 12 y 15 de abril se celebrará el Congreso Internacional “Mujer Excepcional. Cincuenta años del Doctorado de Santa Teresa de Jesús”. Tendrá lugar de forma bimodal –presencial y online-

 

COMUNICACIONES

 

El Congreso Internacional «Mujer excepcional. Cincuenta años del doctorado de Santa Teresa de Jesús» tiene como objetivo ser marco de encuentro, diálogo y debate científico. Por esta razón, hemos reservado un espacio para la presentación de comunicaciones originales para que puedan participar investigadores de cualquier país.

 

Las personas interesadas en presentar una comunicación en el Congreso han manifestar su deseo de hacerlo antes del 10 de enero de 2021 al correo electrónico papers@congresossantateresadoctora.es.

 

Todos los trabajos tienen que relacionarse con alguno de los núcleos temáticos del Congreso:

  • Teología espiritual. La mística en el contexto académico en los ss. XX y XXI
  • Mujer e Iglesia.
  • Relaciones, paralelismos y contrastes entre Sta. Teresa de Jesús y otros santos doctores y doctoras de la Iglesia.
  • Nueva evangelización.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: