Una nueva lobada en El Herradón deja otro ternero muerto

Nuevo ternero muerto en El Herradón de Pinares

El sindicato UPA vuelve a denunciar "la nefasta gestión del lobo" en nuestra provincia

UPA-Ávila ha denunciado un nuevo ataque de lobos en las últimas horas en la explotación del joven ganadero de El Herradón de Pinares. El último suceso ocurrió ayer con la muerte de un ternero de apenas diez días.

 

Esta nueva `lobada´ vuelve a confirmar según el sindicato que “la nefasta gestión del lobo en nuestra provincia es el verdadero problema de un asunto que se repite un día sí y otro también, y que  afecta no al bolsillo de los grupos ecologistas, ni de los políticos ni de los jueces, sino   directamente al patrimonio del conjunto de ganaderos de extensivo”

 

UPA-Ávila califica como de auténtico despropósito que las administraciones competentes con sus tibias actuaciones y los propios responsables de la justicia no atiendan a  quienes estén en peligro de extinción, que son las personas que habitan el medio rural y las zonas de sierra y montaña, puesto que la preocupación de la Junta de Castilla y León parece estar en que prevalezcan los intereses animales antes que el de los ciudadanos”.

 

Nuestra organización recuerda que la normativa europea recoge a través de la directiva Hábitat el permiso de actuaciones excepcionales a la protección permitiendo los controles de especies “para evitar daños graves en especial a cultivos y ganado, así como a otras formas de propiedad”.

 

Desde UPA señalan que la norma además debería complementarse con un verdadero Plan de Gestión en Castilla y León que controle realmente la población de esta especie en todo nuestro territorio, especialmente en la provincia de Ávila. Las estadísticas oficiales de este mismo año dicen que se han producido más de tres ataques diarios de lobos, y cada 24 horas mueren por la acción de los cánidos salvajes un total de cuatro cabezas de ganado abulenses.

 

La magnitud del problema en Ávila es tal, señalan que según los datos de la propia Junta de Castilla y León de 1 de enero a 30 de septiembre del 2019 el número de ataques en la provincia ha llegado hasta 983 y los animales muertos ascendieron a 1.123. La segunda provincia más afectada en la región es Segovia, pero la diferencia es “brutal” respecto a Ávila, puesto que en tierras segovianas los ataques se quedaron en 283 mientras que los animales muertos se redujeron hasta los 410.

 

Ante la gravedad del asunto, UPA-Ávila ha recordado que "no cabe otra más que controlar una especie que se ha expandido extraordinariamente por todo el territorio provincial en los últimos años provocando daños millonarios a los ganaderos".

 

La protección ilimitada y extrema de la fauna salvaje está provocando plagas y graves problemas sociales, económicos y sanitarios que sorprendentemente siguen siendo secundarios para el colectivo político y judicial, tal y como se desprende de actuaciones que a diario sufrimos quienes vivimos y realizamos nuestra actividad profesional en el medio rural”, han denunciado desde UPA.