Una mesa de trabajo en la Diputación para gestionar la crisis del coronavirus

Diputación de Ávila.

Especialmente sensible es el caso del Centro Residencial Infantas Elena y Cristina, para el que se ha elaborado "un protocolo destinado a los profesionales sanitarios siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad

La Diputación de Ávila ha creado una Mesa de Trabajo que se encargará de dirigir las actuaciones de la institución en sus dependencias ante la crisis del coronavirus COVID-19, la cual está formada por la vicepresidenta segunda y diputada de Familia, Dependencia y Oportunidades, Beatriz Díaz; el diputado de Recursos Humanos, Régimen Interior y Organización, Juan Carlos Sánchez Mesón, y los jefes de Servicio de Personal, Servicios Sociales y Prevención de Riesgos Laborales.

 

Según ha informado la Diputación, se reunirá "al menos una vez a la semana", pero la periodicidad la marcará el curso de los acontecimientos, teniendo en cuenta que, a día de hoy, en la provincia de Ávila no se ha diagnosticado ningún caso.

 

Entre las medidas iniciales que se adoptan, con carácter general en todos los edificios de la Diputación, y ante la ausencia de casos, está "la colocación de carteles con información para el conocimiento de las medidas preventivas de higiene, así como dispensadores de desinfectante para que los trabajadores y quienes accedan a los edificios los utilicen", ha explicado Beatriz Díaz.

 

Especialmente sensible es, sin embargo, el caso del Centro Residencial Infantas Elena y Cristina, para el que se ha elaborado "un protocolo destinado a los profesionales sanitarios siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Sanidad".

 

Asimismo, los familiares de los residentes recibirán una carta en la que se les dan "diferentes recomendaciones y se les pide que restrinjan las visitas en la medida de lo posible, e incluso que se abstengan de dirigirse al centro ante cualquier síntoma, incluso de resfriado común, que puedan notarse". Estas recomendaciones también figurarán en carteles repartidos por el Centro.

 

Ante el hipotético caso de que se produjera un positivo por COVID-19 en el Centro, hay un pabellón aislado, dotado de camas y de material para tratarlo, como mascarillas N-95, gafas, botas, batas y lo necesario para que los profesionales trabajen "con total seguridad y eficacia".

 

"Hay que transmitir tranquilidad a los residentes del Centro, a todos los trabajadores de la Diputación y a los abulenses porque estamos preparados y coordinados con las directrices que nos llegan desde el Ministerio de Sanidad", ha concluido Díaz.