Una menor desvela que su familia convivía con el cadáver de un perro que mataron sus padres

Guardia Civil

La Guardia Civil ha hallado los restos del animal después de que la hija contase a unos vecinos lo que había sucedido hace tres meses, en el municipio vallisoletano de Santovenia.

La Guardia Civil ha hallado esta mañana de miércoles 29 de agosto el cadáver de un perro que llevaba muerto tres meses en la cocina de una vivienda habitada por una pareja y su hija en Santovenia de Pisuerga, Valladolid.

 

Los hechos, según han señalado fuentes cercanas al caso a Europa Press, se han desencadenado esta mañana cuando la menor ha comentado a unos vecinos que sus padres habían asfixiado al cánido, un mestizo de tamaño mediano que había sido adoptado, hace tres meses y que lo habían dejado en la cocina.

 

Los vecinos han informado a las autoridades y una patrulla de la Guardia Civil se ha personado esta mañana en la vivienda y han descubierto el cuerpo del animal.

 

El Seprona se ha hecho cargo de la investigación y será la necropsia realizada la que determine la causa exacta de la muerte del animal e instruirá las diligencias oportunas.

 

De momento, a la pareja se le ha retirado, de forma provisional, la custodia de la niña, de la que se ha hecho cargo una vecina hasta que la Fiscalía de Menores tome una decisión definitiva.