Una interna de la cárcel de Brieva agrede a dos funcionarias del módulo de Primer Grado

Una de las trabajadoras presenta golpes en la cara y en el hombro, mientras que la otra tiene contusiones en la muñeca y en el pecho, por lo que ambas han tenido que ser atendidas en Urgencias. 

Nueva agresión en la cárcel de Brieva. En esta ocasión, dos funcionarias del Módulo de Primer Grado han sido atacadas por una interna cuando las dos trabajadoras trasladaban a la presa desde el Módulo Amarillo al patio. Según fuentes sindicales, la reclusa sin mediar palabra se ha dado la vuelta y ha comenzado a propinar puñetazos a las funcionarias que han tenido que ser atendidas en Urgencias, como consecuencia de los golpes en la cara y el hombro a una de ellas, y en la muñeca y el pecho a la otra. 

 

Denuncian desde CSIF que esta agresión no es aislada, puesto que hace siete meses se produjo otra que le costó al funcionario una rotura de tendón. Y es que según la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, el Centro de Brieva es el segundo con mayor número de agresiones a funcionarios de prisiones de toda Castilla y León. 

 

En este sentido, para el representante de la Administración General del Estado del sindicato CSIF en Ávila, Gonzalo Cruz, las agresiones a los asalariados penitenciarios se producen debido a que el 45% de los reclusos que hay en las cárceles españolas tienen patologías psiquiátricas y "no están tratados correctamente", ya que solamente los centros de Sevilla y Alicante cuentan con una unidad especial dirigida a atender estas enfermedades. 

 

Por otro lado, Gonzalo Cruz ha achacado también las agresiones a la falta de empleo público que permita recuperar las 3.400 plazas perdidas en los últimos años como consecuencia de las jubilaciones y las bajas de los funcionarios. Finalmente, ha incidido en que la media de edad de los trabajadores penitenciarios es elevada, puesto que se sitúa en torno a los 54 años.