Una denuncia en Ávila propicia que la Guardia Civil investigue a la Junta por posible venta ilegal de vehículos forestales destinados al desguace

El consejero, Juan Carlos Suárez Quiñones, con los vehículos del área de Fomento.

A partir de una denuncia sellada en Ávila por una supuesta venta ilegal de unos 400 vehículos forestales.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid autorizó a la Guardia Civil el registrado de ordenadores y de servidores de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta en Valladolid a partir de una denuncia sellada en Ávila por una supuesta venta ilegal de unos 400 vehículos forestales.

 

Según publican varios diarios, agentes de la policía judicial de Ávila accedieron ayer, jueves 6 de febrero, a la sede de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para llevarse toda la información y documentación tras la investigación abierta por el citado juzgado.

 

La operación comenzó en Ávila en primavera ante la supuesta venta fraudulenta de estos jeep que, dada su antigüedad, tendrían que haber sido destinados a chatarra pero están circulando o vendidos a particulares o a empresas cinco veces por debajo de su valor en el mercado de segunda mano.