Una denuncia de IU suma un nuevo capítulo a la polémica con la Diputación por el convenio con la UCAV

El portavoz de IU en la Diputación Provinciald e Ávila, Santiago Jiménez. / Foto: Antonio S. Sánchez

El portavoz de IU Ávila en la Diputación provincial de Ávila ha anunciado que su grupo ha presentado una denuncia contra Agustín González “y el resto de posibles responsables” por el incumplimiento del convenio de la institución con la UCAV, y este le ha acusado de deslealtad institucional, de buscar un hueco para él en la Diputación ante su partido y de tener a la Iglesia como “el enemigo a batir”.

El portavoz de Izquierda Unida en la Diputación Provincial de Ávila, Santiago Jiménez, ha anunciado en rueda de prensa, que la agrupación de izquierdas, en su nombre, presentó el pasado 16 de abril una denuncia, de conformidad con lo establecido en el artículo 259 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, contra Agustín González como presidente de la institución por los delitos de prevaricación y contra la Hacienda Pública, por el convenio suscrito con la Universidad Católica de Ávila (UCAV) en cuanto al tema de impagos del IBI y de arrendamientos de edificios públicos por parte del centro universitario.

 

Jiménez ha destacado que “la Diputación de Ávila no puede ni debe dejar de cobrar los impuestos del convenio haciendo competencia desleal a la universidad pública o a otras empresas” y ha denunciado que “está regalando fondos públicos a una empresa privada, cuando el dinero público de la Diputación es de los municipios y de sus ciudadanos y no para empresas privadas”, por lo que ha advertido que “este convenio no puede seguir en vigor”.

 

El portavoz de la formación de izquierdas ha apuntado que llevan recopilando información sobre este tema desde hace dos años, y según los cálculos que se hicieron en su día, con la parte proporcional de le supone a la UCAV, “su deuda ascendería a los 650.000 euros”, aunque “será la justicia la que tenga que establecer la cantidad que sea en los 18 años que lleva en marcha la institución” y ha recordado que “en el 2012 ya se advirtieron irregularidades por la construcción de una capilla con la que no se cumplía el convenio y en 2014 se hizo una enmienda a los presupuestos”.

 

Tal y como ha aclarado Jiménez, la denuncia va dirigida a Agustín González “por ostentar el cargo de máximo responsable de la Diputación Provincial, pero se dirige igualmente al resto de posibles responsables que pudieran existir según diriman las investigaciones” y ha destacado que “una institución no puede dejar de hacer sus funciones y cumplir con la ley, porque los bienes de la Diputación tienen que repercutir en los abulenses y se está produciendo una dejación de funciones que además nos está costando dinero”.

 

“JIMÉNEZ ESTÁ BUSCANDO UN HUECO EN LA DIPUTACIÓN ANTE SU PARTIDO”

 

El presidente provincial de Ávila, Agustín González, por su parte, ha denunciado que “Santiago Jiménez ha presentado la denuncia mediáticamente 12 días después de hacerla llegar al juzgado como un acto electoralista y muy rastrero”, porque, ha advertido,  “ha sido apartado del Ayuntamiento de Ávila para las próximas elecciones y quiere permanecer en la Diputación sine die, a costa de actuaciones torticeras y de deslealtad institucional”.

 

González también ha advertido que “IU Ávila y Santiago Jiménez están obsesionados con cualquier actividad relacionada con la Iglesia Católica, a la que consideran un enemigo a batir”.