Una creación de Francisco Verdugo gana el primer concurso de cervezas de Navidad de Valladolid

El jurado que cató las cervezas presentadas al concurso.

Que el panorama cervecero está cambiando en los últimos años es algo evidente, ya hemos hablado en TRIBUNA sobre la efervescencia de las marcas de cerveza artesanal que proliferan en nuestro país y hemos repasado una buena muestra de las que habitan en Castilla y León en nuestros artículos llamados territorio cervecero.

 

 

Pero esta tendencia de consumo de productos más naturales y artesanos, y en concreto de cerveza, tiene una trastienda de lo mas interesante. Algunos de los maestros cerveceros de esta industria floreciente han salido de sus casas, bodegas y garajes para dar el salto a pequeñas fábricas que permitan producir y comercializar sus recetas. Y muchos otros aficionados, siguen sus pasos elaborando recetas caseras de cerveza, tal y como quién hace pan en su casa o quién elabora vino para su propio consumo en tantos y tantos pueblos de nuestro país.

 

En la cervecería Nuevo Manjarrés de Valladolid y en un marco de catas y otras actividades, ha tenido lugar la deliberación del jurado para determinar la ganadora del primer concurso de cervezas de Navidad caseras, con el objetivo de establecerse en el calendario como un concurso que valora un estilo poco conocido en nuestro país y que permite una buena dosis de creatividad en las recetas, al admitir cervezas de diversos estilos como base pero con ingredientes adicionales como las especias, haciendo de estas creaciones un producto especial y atractivo para los meses de frío.

 

El concurso en esta primera edición no ha tenido un gran número de participantes, quizá por la complejidad del estilo, y han sido 11 valientes quienes han presentado recetas. Si bien la cantidad no ha sido grande, por el contrario la calidad de las elaboraciones ha sido muy alta. Así lo ha expresado el jurado, del que tuvo la honra de formar parte quien escribe, aficionado a la cerveza, y sorprendido por el gran nivel general de las once cervezas que catamos y valoramos.

 

Y como consecuencia de esta valoración homebrewing Pucela, el primer Concurso Nacional de Cerveza Casera Navideña ya tiene ganador. Una Belgian Dubble con cilantro y canela elaborada por el vallisoletano Francisco Verdugo, que impresionó al jurado del concurso destacando “su complejidad e impecable ejecución, en la que sobresalen la perfecta integración de los ingredientes, generando una cerveza muy completa”.

 

Muchas de las creaciones demostraron que no tienen nada que envidiar a cervezas que están en mercado y podemos encontrar en tiendas especializadas. La cultura cervecera en España está viviendo una tímida revolución y este tipo de concursos son una buena muestra.

 

El primer premio, consistente en una elaboración de 1.000 litros de la cerveza ganadora en la microcervecera Las Llaves de San Pedro, se podrá comercializar este 2016.

 

El segundo y tercer premio, patrocinados por la Cervecera Vier y The Better Beer Company, recayeron sobre una  Winter Warmer (English Old ALE) que maravilló por su cuerpo y sus matices, y una Special Stout con miel de brezo y almendras amargas, ambas cervezas completaron el podio demostrando ser muy redondas y con una evolución excelente, lo que dificultó la decisión del experimentado jurado.

 

Sin duda hay que felicitar a estos “maestros cerveceros de andar por casa” y a buen seguro pronto nacerán nuevos proyectos, sin duda calidad hay.