Una auditoría en el Ayuntamiento de Arévalo pondrá "negro sobre blanco" a dieciséis años de "desgobierno"

Fachada del Ayuntamiento de Arévalo. (Foto: Archivo).

El Equipo de Gobierno de Arévalo Decide quiere conocer la "verdadera situación contable" de las arcas municipales.

El Equipo de Gobierno de Arévalo Decide en el Ayuntamiento de Arévalo, "teniendo en cuenta el compromiso de información a los vecinos y vecinas" de la localidad de La Moraña, quiere poner en conocimiento del conjunto de la ciudadanía que, "tal y como decíamos en nuestro programa electoral", van a proceder a realizar una auditoria en las cuentas del Consistorio.

 

De esta manera, los repreresentantes políticos del Ayuntamiento de Arévalo quieren poner "negro sobre blanco a la verdadera situación contable" de las arcas municipales.

 

Además, el Equipo de Gobierno pone también de manifiesto Partido Popular "parece que aún no ha asumido su derrota política, tras dieciséis años de desgobierno, haciendo uso y abuso de la confianza prestada por los/las arevalenses".

 

"Solo el insulto y las malas formas demostradas en los Plenos municipales, con descalificaciones a los vecinos y vecinas que asisten y hacen sus preguntas, delata la baja actitud democrática y el mal perder del que hacen gala", añaden desde eArévalo Decide.

Comentarios

Las cosas como son 08/08/2019 22:12 #1
Según el Real Decreto 2568/1986, de 28 de Noviembre por el que se aprueba el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, en su título III, Capítulo primero, Sección 1, artículo 88, apartado 3, dice explícitamente: El público asistente a las sesiones no podrá intervenir en éstas, ni tampoco podrán permitirse manifestaciones de agrado o desagrado, pudiendo el Presidente proceder, en casos extremos, a la expulsión del asistente que por cualquier causa impida el normal desarrollo de la sesión. Sin perjuicio de ello, una vez levantada la sesión, la Corporación puede establecer un turno de consultas por el público asistente sobre temas concretos de interés municipal. Una vez expuesto esto, está claro que no es correcto los aplausos y vítores en el Pleno cuando este se está desarrollando y los demás partidos políticos de la Corporación Municipal tienen que recordar este Real Decreto al Presidente, que se ve obligado a llamar la atención a parte de los asistentes para que se comporten correctamente por confundir el Pleno con un mitin callejero.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: