Un tendido eléctrico de alta tensión provoca la muerte de medio centenar de buitres

Buitre hallado muerto en la Dehesa de Serones, ubicada en Urraca Miguel (Ávila).

Ante la "pasividad" del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Ávila, según denunican desde el Colectivo Azálvaro.

Ante la elevada mortandad de aves por electrocución o colisión que provoca la línea eléctrica de alta tensión que da suministro a la Dehesa de Serones, ubicada en Urraca Miguel (Ávila), el Colectivo Azálvaro lleva cerca de tres años denunciando el impacto que ocasiona sobre la avifauna dicha línea eléctrica en su fase de funcionamiento de acuerdo con las características de la línea y su ubicación.

 

Según señalan, ha sido informado a tales efectos, para el estudio de sus afecciones y establecer medidas protectoras y correctoras que minimicen o supriman dichos impactos negativos sobre la avifauna protegida, el Servicio Territorial de Medio Ambiente y Servicio Territorial de Economía de Ávila, así como el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA), sin que hasta la fecha se haya llevado acabo ningún tipo de medida para prevenir y evitar la colisión y electrocución de las aves.

 

El Colectivo Azálvaro realiza periódicamente recorridos o transectos lineales dirigidos a la detección, localización e identificación de puntos negros de mortalidad de avifauna en tendidos eléctricos, actuaciones enmarcadas dentro de las campañas de seguimiento de infraestructuras de transporte de energía.

 

“Consideramos, ante la elevada mortalidad de especies protegidas, bien por electrocución o colisión con la línea eléctrica de alta tensión de propiedad particular, que esta supone una seria amenaza para la conservación de las aves en la ZEPA Comarca de Campo Azálvaro-Pinares de Peguerinos, según indica su presidente Jose Aguilera.

 

Punto negro

 

Una vez más, una línea eléctrica se ha llevado por delante la vida de medio centenar de aves amenazadas, localizadas y denunciadas por la Ong ambientalista Colectivo Azálvaro, a las que se sumarían los hallazgos de los propios Agentes Medioambientales y Celadores del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Ávila, en las inmediaciones del vertedero de Ávila-Norte cuyo titular es el Consorcio Provincial Zona Norte de Ávila, compuesto por los Ayuntamientos usuarios de la Planta, entre los que destaca el de Ávila, y la Diputación Provincial, y gestionado por la empresa URBASER, aumentando los impactos negativos de este vertedero, ante los casos de intoxicaciones de la avifauna que acude para alimentarse.

 

"Pensamos que la incidencia de esta línea de alta tensión y la mortandad en el número de aves por colisión y electrocución será mucho mayor y sus efectos más perversos. Estamos a la espera de los datos de siniestralidad que consten registradas en los archivos oficiales del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Ávila, una relación detallada del número y descripción de las aves muertas y heridas por colisión y electrocución con la línea", señala Aguilera.

 

 

El Centro de Tratamiento de Residuos y Vertedero de Ávila-Norte

 

Dada la problemática de este centro y el poder de atracción que ejerce sobre las aves que se desplazan hasta allí a diario desde distancias enormes, y es en sus vuelos de aproximación a la zona de rechazo del vertedero como lugar de alimentación cuando las aves aprovechan las corrientes de ladera para su desplazamiento, y estas coinciden con la línea eléctrica de alta tensión, causando esta gran mortandad por colisión con los cables.

 

Medidas de seguridad

 

De igual forma, la localización de cadáveres a los pies de varios de los postes indica la potencial peligrosidad de los mismos, pues carecen de las medidas de seguridad necesarias. Entre las aves halladas, hay ejemplares de especies protegidas como el buitre negro, buitre leonado y busardo ratonero, entre otras, en un tramo muy concreto de pequeña longitud de 1,5 km, informan desde la ONG.

 

Las "condiciones inadecuadas" de la línea eléctrica están en el origen de esta tragedia, y debe ser modificada. La organización, dedicada a la defensa de las aves necrófagas de interés comunitario, ha presentado denuncia de los hechos; ahora es urgente la colaboración de todas las instancias con responsabilidad y capacidad para eliminar esta amenaza para la avifauna de interés comunitario, y acelerar la adaptación de dicha línea eléctrica de alta tensión de propiedad particular.

 

"Han pasado dos años a la vista del informe de 22 de agosto de 2017 del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Ávila, motivado por las denuncias de la ONG, por el que se comunica al titular de la línea del impacto sobre la avifauna, a consecuencia de las electrocuciones y colisiones, para la redacción de un proyecto para su corrección", apuntan desde el Colectivo Azálvaro.

 

Impacto medioambiental

 

Es conocido que este tipo de infraestructuras provoca numerosos accidentes en las aves, y actualmente se considera que dicho impacto constituye para muchas especies amenazadas una de las principales causas de mortalidad no natural.

 

La línea eléctrica de alta tensión estaría delimitada como zona de protección de la avifauna contra la colisión y electrocución, según se establece en el Real Decreto 1432/2008, dentro del marco de las zonas de especial protección para las aves (ZEPA), y en el ámbito de aplicación de los planes de recuperación y conservación de especies amenazadas y áreas prioritarias de reproducción, alimentación, dispersión y concentración local,  teniendo en cuenta entre las principales especies amenazadas y con población reproductora más reciente en la zona, el Águila Imperial Ibérica.

 

Fotos: Colectivo Azálvaro.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: