Un Pleno sin sorpresas vuelve a hacer presidente de la Diputación a Carlos García

Carlos García González tras recoger el bastón de mando de la Presidencia de la Diputación de Ávila. Foto: Carlos Jiménez.
Ver album

La sesión de constitución se desarrolló según lo previsto, y el alcalde de Tiñosillos volvió a salir elegido como mandatario principal tras dos votaciones. 

El pleno de Constitución de la Diputación de Ávila se ha realizado esta tarde a las 19:00 horas en el Torreón de los Guzmanes sin ningún tipo de sorpresas. Tal como adelantaron ayer representantes de Ciudadanos y Por Ávila, ambas formaciones se han abstenido de emitir voto, lo que ha permitido al candidato del PP, Carlos García González, volver a conseguir la presidencia del ente con 12 votos a favor de él, en contra de los 8 votos a favor del candidato del PSOE, Pedro José Muñoz.

 

El primer acto que se llevó a cabo en el pleno fue la jura de cargos por parte de cada uno de los 25 diputados, tras lo cual quedó constituida oficialmente la Diputación de Ávila en la legislatura 2019/2023.

 

Para decidir al máximo mandatario de la Diputación se tuvieron que realizar dos votaciones, debido a que en la primera no se conseguió la mayoría absoluta necesaria y hubo que repetirla. Tras emitirse idénticos sufragios que en la primera elección, Carlos García consiguió la mayoría simple requerida para ser investido Presidente y recibió de Jesús Manuel Sánchez Cabrera, anterior mandatario de la Diputación, el bastón de mando.

 

Para terminar la ceremonia, el alcalde de Tiñosillos ofreció un discurso cuyas primeras palabras fueron para el incendio de Gavilanes, "que esperemos se extermine lo antes posible". Además, quiso "agradecer profundamente a todos los abulenses, uno por uno, la confianza que han depositado en mí".

 

García González incidió en la idea de que "la política actual no puede entenderse sin el consenso", "la gente de Ávila nos pidió el 26 de mayo que no hubiera rencillas, en este mandato la voluntad política debe estar por encima de los colores y los partidos", y por ello tendió la mano "a todos los grupos políticos para trabajar incansablemente por los intereses de la provincia".

 

Como nota final Carlos afirmó que la Diputación "tiene que ser la casa de los emprendedores, agrícolas, jóvenes, extranjeros, ancianos, niños, personas con capacidades diferentes, del medioambiente... en definitiva, de todos los abulenses".

 

REPORTAJE FORTOGRÁFICO: CARLOS JIMÉNEZ.