Un Pleno crispado aprueba las mociones de Por Ávila, PSOE y Ciudadanos y rechaza las dos medidas del PP

Pleno del Ayuntamiento de Ávila correspondiente al mes de septiembre celebrado este viernes. (Foto: Carlos Jiménez).

El edil Javier Martín Nava (Por Ávila) ha tomado posesión del cargo de concejal en sustitución de Rocío del Monte San Pedro.

La crispación entre los portavoces de las cuatro formaciones con representación en el Ayuntamiento de Ávila y el continuo ataque entre los mismos sobre el uso electoralista de las mociones presentadas han marcado el Pleno Corporativo correspondiente al mes de septiembre celebrado en el Consistorio de la capital amurallada este viernes.

 

La sesión, cuya duración ha superado las cuatro horas, ha comenzado con la toma de posesión como concejal de Javier Martín Nava (Por Ávila) en sustitución de Rocío del Monte San Pedro, quien el pasado mes de julio renunciaba a su cargo. Además, Paloma del Nogal Sánchez sustituye a ésta como teniente de Alcalde de Servicios Sociales, Participación y Juventud con una dedicación parcial del 80%.

 

A continuación, se ha votado el Dictamen de la Comisión Informativa de Presidencia, Interior y Administración Local sobre la Propuesta de Productividad de la Policía Local, una medida que ha contado con los votos a favor de Por Ávila y Ciudadanos y los votos en contra de los ediles del PSOE y el PP, dando como resultado un empate a doce, ya que el concejal de Ciudadanos Alberto Burgos no ha podido asistir al Pleno al encontrarse de baja y hospitalizado, por lo que la propuesta ha salido adelante teniendo en cuenta el voto de calidad del alcalde de la ciudad, Jesús Manuel Sánchez Cabrera.

 

Durante su debate, los trabajadores municipales presentes en la sesión plenaria, siendo la mayoría de estos miembros de la plantilla del Cuerpo de la Policía Local, han aplaudido las intervenciones de las portavoces municipales Sonsoles Sánchez Reyes (PP) y Yolanda Vázquez (PSOE) y han abandonado el Salón de Plenos en el turno de intervención de José Ramón Budiño Sánchez, teniente de Alcalde de Presidencia, Interior y Cultura en el Ayuntamiento de Ávila.

 

Cuenta General del 2018

 

Tras estos nombramientos y la aprobación de la Cuenta General del 2018, donde se ha producido el primer 'rifi rafe' entre José Ramón Budiño Sánchez y Sonsoles Sánchez Reyes, portavoces municipales de Por Ávila y del Partido Popular, respectivamente, con la nueva Relación de Puestos de Trabajo (RPT) como protagonista, se ha procedido al debate y aprobación de las mociones, siendo aprobadas las presentadas por Por Ávila (2), PSOE (2) y Ciudadanos (2), y rechazadas las dos medidas llevadas a Pleno por el Grupo Municipal del PP.

 

La primera moción, presentada por Ciudadanos, hacía referencia a mejorar de la seguridad y visibilidad en los pasos de peatones de la capital abulense, una medida que ha sido aprobada por unanimidad. En su debate, los portavoces de PSOE, PP y Por Ávila han hecho referencia a que en su redacción en vez de Ayuntamiento de Ávila se podía leer Ayuntamiento de Villamnueva de la Ávila, utilizando este error para reprochar que era una moción copiada del Consistorio donde Carlos López, portavoz de la formación naranja, realizó su labor política la pasada Legislatura, concretamente en la localidad madrileña de Villanueva de la Cañada.

 

La segunda medida presentada por la formación naranja, en la que solicitaba el control y cumplimiento de la ordenanza municipal de transparencia, acceso a la información y reutilización, también ha sido aprobada, aunque en este caso ha contado con la abstención de los seis concejales socialistas, al entender los ediles del Grupo Municipal del PSOE que "Ciudadanos forma parte del Gobieno Municipal" y son "ellos mismos" los que deben poner en marcha su aplicación.

 

Tras estas dos propuestas, ha sido el turno de las dos mociones presentadas por el PSOE, una relativa al uso que ha de darse a la antigua estación de autobuses y la otra a la creación de un programa que luche contra la soledad de las personas mayores. Ambas medidas han sido aprobadas por unanimidad de los cuatro grupos políticos, destacando todos ellos la importancia de la atención social a este colectivo "tan importante y numeroso" en nuestra ciudad.

 

Mociones con reproches

 

Un receso de diez minutos ha dado paso a la presentación de las mociones del PP y de Por Ávila, cuatro medidas que han elevado el tono de la sesión durante su debate. En la primera moción presentada por la formación de derechas, donde solicitaba al Ayuntamiento de Ávila reclamar al Gobierno de España la trasferencia a las entendidades locales de los recursos derivados de la participación en ingresos del Estado, el PP se ha encontrado con las perticiones de los portavoces de Por Ávila y PSOE de incluir en la misma una transaccional en la que también se instase al Gobierno de la Junta de Castilla y León, presidido por el popular Alfonso Fernández Mañueco en coalición con Ciudadanos, la misma demanda.

 

Tanto Budiño (Por Ávila) como Vázquez (PSOE) han achacado a Sánchez Reyes (PP) el "uso electoralista" de la moción. Tras no aceptar la formación de derechas la transaccional, la propuesta, que ha contado con los votos a favor de PP y Ciudadanos, ha sido rechazada tras abstenerse los ediles de Por Ávila y PSOE.

 

La misma suerte ha corrido la segunda moción presentada por el PP, que en esta ocasión si ha contado con los votos a favor del Grupo Municipal del PSOE. En ella, los populares reclamaban al Equipo de Gobierno una bajada del 30% en los sueldos de los concejales liberados, en las designaciones de los asesores de cada grupo político y en las retribuciones por asistencia a comisiones y plenos.

 

Debate subio de tono

 

En este punto se ha producido el debate más caliente de la sesión. Budiño ha realizado un amplio repaso a las subidas de sueldos y retribuciones que el PP ha realizado en la Diputación de Ávila, presidida además por Carlos García, presidente de los populares en Ávila, y López la calificado como un "ejemplo de populismo", además de señalar al PP como el responsable de la deuda que existe a día de hoy en el Consistorio de la capital amurallada. Con los votos en contra de Por Ávila y Ciudadanos, nuevamente el voto de calidad del primer edil ha dedicido el resultado de la misma.

 

En el turno de debate de las dos mociones presentadas por Por Ávila ha continuado el ambiente de crispación y reproches entre los portavoces municipales (Vázquez contra López, Budiño contra Sánchez Reyes, Vázquez contra Budiño o López contra Sánchez Reyes) a pesar de que ambas han sido aprobadas por unanimidad.

 

Instar a las administraciones públicas competentes a incluir a Ávila en el trazado del Corredor Atlático ha sido el contenido de la primera, mientras que en la segunda la formación amarilla solicitaba instar a la Junta de Castilla y León a dar plazos para la instalación de la Unidad de Radioterapia en el Complejo Astencial de la capital abulense, una moción que también ha sido calificada como "electoralista" tanto por Ciudadanos como por el Partido Popular.

 

Tensión en los ruegos y preguntas

 

Los últimos momentos de tensión de la jornada se han vivido en el turno de ruegos y preguntas. El primero de ellos entre Carlos López y Yolanda Vázquez, tras denunciar el primero la oposición del PSOE a que Alberto Burgos hubiera podido votar las mociones presentadas este viernes a través de videoconferencia, en base al Artículo 86.3 del Reglamento Orgánico Municipal (ROM), unas acusaciones que la portavoz socialista ha afeado señalando el "uso de la situación de un enfermo" para arremeter contra la oposición.

 

El segundo enfrentamiento se ha producido entre Sánchez Reyes y Sánchez Cabrera, tras pedir la primera unos informes técnicos, por ejemplo los relativos a la situación de sequía o a la suspensión del Consurso Nacional de Hípica, que el primer edil ha recordado a la portavoz popular que "puede consultar" en los expedientes y actas de las comisiones celebradas en el Ayuntamiento de Ávila.

 

El Pleno se ha cerrado con la lectura de las víctimas por violencia de género que han tenido lugar en España en los meses de julio, agosto y septiembre y la lectura por parte del alcalde de Ávila de una declaración institucional conjunta de la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible.

 

REPORTAJE FOTOGRÁFICO: CARLOS JIMÉNEZ.