Un ex de Ivonne Reyes pone contra las cuerdas a la venezolana

Yvonne Reyes

El periódico La Razón ha conseguido que Chema, el ex de Ivonne Reyes hable y cuente todo lo que él sabe de ella.

El joven tiene 8 años menos con ella, aunque parece que a la venezolana la edad es solo un número sin importancia, viendo la relación actual que mantiene con Sergio Ayala. Chema ha salido a la luz porque, tras veinte años, quiere pasar página y para ello debe liberarse de todo lo que fue su relación con ella y contar su verdad.

 

Chema afirma que durante el tiempo que estuvo con ella el no cree que estuviera con nadie más. Sin embargo, a lo largo de la entrevista salen varios nombres de hombres que se han dicho que podrían ser el padre del hijo de Ivonne.

 

Además, la venezolana le estuvo haciendo creer durante meses que él era el padre de su hijo y que cuando decía a la prensa que el padre era un hombre "de altos vuelos" se refería a él porque en aquel momento trabaja en la aerolínea Spanair.

 

Pero de la noche a la mañana, Ivonne se alejó de su vida sin explicación. Por aquel entonces la ex concursante de GH VIP salía con gente más mayor lo que le hizo pensar a Chema que él solo había sido un juguete de "usar y tirar".

 

Pero tras las palabras de la venezolana de que él era el padre de su hijo, el joven peleó por saber la verdad y llegó a hacerse las pruebas de paternidad que dieron negativas.

 

Por aquel entonces él era un joven de 22 años que su pareja deseaba tener un hijo y que por ello lo buscaron sin usar protección. ¿Cómo no iba a creer que era su hijo? El joven asegura que aunque le dejara de aquella forma Ivonne eso no le preocupaba sino que quería saber si ese niño era suyo porque entonces le hubiese gustado hacerse cargo de él.

 

En la actualidad , con una vida más que rehecha, Chema le manda un mensaje a Ivonne en su entrevista al periódico La razón"Me dedico al yoga, al crecimiento personal. Soy padre y soy feliz. Desde la paz, la ausencia de rencor y las ganas de no hacerle daño, le digo: 'Ivonne, para ya. No hagas más daño, ni te lo hagas a ti misma. Para ya, por favor'. Si esto se cierra, concluyo, por fin, un capítulo de mi vida. Y a la prensa del corazón les diría lo mismo: 'Parad. No imaginan lo que es estar manipulado y ninguneado y que se siga hablando de nosotros, aún cuando las pruebas -tanto las mías como las de Pepe Navarro- demuestran que el crío no es nuestro'".