Un estudio "puerta a puerta" para aumentar la tasa de reciclaje en la hostelería

Presentación de la campaña de reciclaje de vidrio dirigida a los hosteleros de la ciudad . (Foto: Edgar Palomo)

Ayuntamiento, Ecovidrio y Federación de Hostelería de Ávila llevarán a cabo un estudio de reciclaje por los establecimientos zona amurallada y sus aledaños para analizar cuál es la implicación del sector en la recogida de vidrio

El Ayuntamiento de la capital y Ecovidrio, con la colaboración de la Federación de Hostelería de Ávila, han puesto en marcha una campaña de reciclaje de vidrio dirigida a los hosteleros de la ciudad con el objetivo de aumentar la tasa de reciclaje en este sector, que ahora mismo se sitúa en el 50% del total de lo recogido.  

 

Un estudio “puerta a puerta” por los diferentes establecimientos del centro de Ávila, y que dependiendo de su resultado final podría trasladarse a otros negocios de los demás puntos de la ciudad. Según datos del Consistorio, cabe recordar que en el año 2018 se reciclaron un total 618. 380 kilogramos de envases de vidrio, lo que supone que cada vecino recicló una media de 10,73 kilogramos. En el tema de contenedores, Ávila se sitúa en una media de 207 habitantes por contenedor, con 278 iglús de envases de vidrio instalados en la ciudad, y cuyo 50% del vidrio que se recicla proviene del comercio y de la hostelería.

 

Con esta campaña “puerta a puerta”, las tres instituciones pretenden elevar esa tasa de vidrio que se va reciclando mediante 3 fases. Una primera, según José Carlos Agustina, gerente de Ecovidrio en Castilla y León,  donde “se va air establecimiento por establecimiento para analizar sus necesidades, como están haciendo su reciclaje de vidrio, qué horarios de apertura y cierre tienen para establecer una recogida, y explicarles cómo se encargaría el sistema de reciclaje”. Una segunda que comprendería el estudio del reciclaje de cada establecimiento, y una tercera fase que englobará una auditoría y una posterior evaluación para tratar de  implementar esta medida a otros sitios de la ciudad.

 

La última fase comprenderá el seguimiento que se ha hecho de la recogida. Una campaña que ya se ha hecho en negocios de Salamanca y Valladolid a nivel regional y en otras ciudades españolas como Oviedo, Santander, Madrid, Sevilla , Granada y Cordoba. Este estudio se llevará a cabo por la zona amurallada y sus aledaños para analizar cuál es la implicación del sector hostelero en este primer trabajo.