Un espectacular ascenso por el Pico Pirámide deja sin aliento a los asistentes de las Jornadas del CDAM Almanzor

Fotografía: Javier Blázquez.

El pasado viernes finalizaron las VIII Jornadas de Montañeros Abulenses, con la exposición Montañas de Bolivia.

Unas jornadas que este año han supuesto un gran éxito de asistencia, como remarcó al comienzo de la sesión la Presidenta de la Fundación Caja de Ávila Dolores Ruíz-Ayúcar que tuvo unas palabras de agradecimiento a todos los ponentes que han participado este año y remarcó la buena relación que exite entre ambas instituciones abulenses.

 

Los miembros del Grupo Almanzor, que este verano viajaron hasta Bolivia para coronar entre otros picos El Austria, El Tarija o el Pico Ilusión, consiguieron que todo el auditorio se sobrecogiera con las espectaculares imágenes de su ascensión al Pico Pirámide, cuya pared vertical de hielo no pudo ser completada por ninguna de las otras expediciones presentes en el Campo Base de los Condoriri. La tensión con la que los asistentes vivieron el ascenso, solo se vió interrumpida por un unánime aplauso cuando los montañeros alcanzaron la cumbre.
 

 

La buena preparación física adquirida en estas ascensiones les llevó a culminar con éxito el objetivo del viaje: hacer cumbre en el Huayna Potosí -que en aymara significa Cerro Joven-, de 6.088 metros.
 

 

Dionisio Jiménez, presidente del CDAM Almanzor, dirigió sus últimas palabras para agradecer a los socios del Grupo Almanzor que han participado en las cuatro charlas que han conformado estas Jornadas y a la Fundación Caja de Ávila por colaborar en su organización, deseando que las jornadas del próximo año supongan otro gran éxito.

 

Fotografía: Javier Blázquez.