Un déjá vu constante
Cyl dots mini

Un déjá vu constante

Partido entre el Mirandés B y el Real Ávila este sábado. (Foto: Real Ávila)

El Real Ávila vuelve a decepcionar y empata ante uno de los equipos de la zona baja de la clasificación, el Mirandés B, tras otro gol en contra en los últimos minutos

Nuevo partido fuera de casa y nuevo pinchazo inexplicable. La realidad es la que es y el Real Ávila después de ganar por la mínima en casa al intratable Zamora, volvió a dejarse puntos y decepcionar fuera de casa, esta vez contra un rival que lucha por salvarse del descenso, el Mirandes B. Los encarnados son uno de los equipos que peores registros tiene en cuanto a puntos cosechados tienen fuera de su territorio, y hoy volvió a demostrar su bajón siendo incapaz de llevarse los tres puntos del Municipal de Ence.

 

Se las prometían felices los chicos de Jonathan Prado cuando en el minuto 41 se adelantaban en el electrónico, merced a un tanto de Calderón, que sigue de dulce de cara a puerta, para derribar la portería de Alberto González. Un tanto con fortuna, ya que su disparo lo rechazó el guardameta para rebotar en un defensa y colarse en la portería.

 

Tras el paso por los vestuarios, al Real Ávila le volvió a faltar colmillo y ambición ante la meta visitante para cerrar el partido definitivamente, en otro déjà vu ante equipos teóricamente más vulnerables que los de la capital. Tal es así, que ya como sucedió en el Francisco Rubio ante el Numancia B, los últimos minutos fueron fatales con un gol en el 83’ del Mirandés B para ver como al Real Ávila se le iba de nuevo la confianza en sí mismo tras el subidón de la semana pasada.

 

Con este resultado el Real Ávila continúa en tierra de nadie, en el octavo puesto de la clasificación y a 15 puntos de los puntos de playoff. Mientras el Mirandés B sigue en la lucha por no bajar, a 5 puntos de la salvación, que marca ahora mismo el Atlético Tordesillas.