Un cura de Madrid culpa a Ada Colau de los atentados de Barcelona

"Si yo fuera abogado de las víctimas, estaría ya planteando una denuncia contra el Ayuntamiento de Barcelona por cooperación. ¿Qué habría pasado si el Gobierno municipal hubiera sido de un partido de derechas? Hoy todos los periódicos y todas las multitudes estarían pidiendo dimisión", dijo Santiago Martín, párroco de Cuatro Caminos.

El cura de la parroquia de Cuatro Caminos de Nuestra Señora de los Ángeles, Santiago Martín, ha criticado a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por no instalar bolardos y maceteros en las calles peatonales para "no coartar la libertad de los asesinos".

 

Martín ha utilizado la homilía de este domingo para, durante cuatro minutos, criticar duramente que Colau no instalase los "elementos disuasorios" que el Gobierno español recomendó tras los atentados de Niza, "atentado calcado al de Barcelona", según recoge 'El Independiente' en un vídeo publicado este lunes.

 

"Una parte de culpa es de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Y los abogados de las víctimas lo recordarán. El Gobierno italiano ya ha hecho una protesta", ha mantenido el párroco frente a sus feligreses.

 

"Si yo fuera abogado de las víctimas, estaría ya planteando una denuncia contra el Ayuntamiento de Barcelona por cooperación. ¿Qué habría pasado si el Gobierno municipal hubiera sido de un partido de derechas? Hoy todos los periódicos y todas las multitudes estarían pidiendo dimisión", ha enfatizado.

 

El párroco ha explicado que este sábado acudió "preocupado" a la Plaza Mayor y a la Puerta del Sol. "Estaban exactamente igual. Se puede entrar con un coche sin ningún problema. Ayer la Plaza Mayor y la Puerta del Sol estaban abarrotadas de gente. Si un asesino hubiera querido hacer una matanza ayer en Madrid la podría haber hecho exactamente igual", ha recalcado Martín.

 

"La alcaldesa de Madrid, del mismo partido de la alcaldesa de Barcelona, extrema izquierda y comunistas radicales, piensan esto: que no hay que coartar la libertad de expresión. Claro, la libertad de los asesinos es la que no hay que coartar", ha incidido.

 

En este sentido, el párroco ha instado a sus feligreses a hacer "algo más". "Nuestras oraciones son importantes pero tenemos que hacer algo más", ha comentado.

 

El cura ha señalado que no quiere tener en su "conciencia" que si "mañana hay un atentado en la Plaza Mayor de Madrid yo no haya hecho nada". "No puede ser que nos convoquen solo para rezar por las víctimas, tendremos que hacer algo también como católicos y como ciudadanos para evitar que haya más", recalcó.