Un Cristo de la Luz en soledad y sin romeros

Cristo de la Luz de Hontanares

La Covid-19 ha podido con la romería pero no con los romeros en la localidad de Arenas de San Pedro.

No hubo romería pero hubo Cristo de la Luz. Este año devotos del Cristo de la Luz de Hontanares peregrinan con el corazón y rezan desde la distancia. El coronavirus ha provocado que el inicio de junio no reproduzca el acontecimiento religioso más multitudinario: volver a ver a ver a los romeros, la entrada a galope de los caballo y carretas engalanadas, la llegada del cirio desde Lanzahíta por las calles de Hontanares y la posterior comida a orillas del río Tiétar.

 

La Covid-19 ha podido con la romería pero no con los romeros. Esta fuerza arrolladora de la fe ha demostrado este Pentecostés que los sentimientos hacia el Cristo son inquebrantables. Así, la mañana de los vivas, de las lágrimas y de las promesas ha permanecido intacta gracias a la devoción al Cristo de La Luz de los romeros y de los vecinos.

 

Desde primera hora de la mañana la Iglesia de la pedanía se encontraba abierta donde iban depositando flores y velas los vecinos y romeros de Lanzahita que quisieron postrarse ante el Cristo de forma diferente a la de años pasados. A las 12:00 h. se realizó la Santa Misa a la que acudió el alcalde de Arenas de San Pedro, Juan Carlos Sánchez Mesón, y el concejal y alcalde pedáneo, Juan Gabriel Moreno Gil al igual que el edil de Lanzahíta. Una celebración que se retransmitió en directo para todos aquellos fieles que se encontraban en la distancia, así como se habilitó megafonía en los aledaños del Templo para que los vecinos pudiesen seguirla desde sus casas.

 

Seguidamente y hasta la tarde, se procedió a exponer al Santísimo Cristo en la puerta de la Iglesia para ser venerado por los vecinosLa romería del Cristo de La Luz, es declarada de Interés Turístico Regional desde 2011 y es conocida como el Rocío Castellano. Su antigüedad se remonta al S. XVI siendo la más antigua de Castilla y León.

Comentarios

Fernando Garrido 01/06/2020 19:26 #3
Cuándo la renovación llegó hace unos años a los ayuntamientos , los alcaldes del cambio (algunos de ellos católicos practicantes) renunciaron a participar en eventos religiosos como la Ofrenda al apostol Santiago Matamoros o a la Virgen del Pilar de Zaragoza , porque con buen criterio consideraron que lo establecido en la Constitución Española es la separación entre lo civil y lo privado y la religión es un asunto privado donde los ediles si quieren ir es a título particular no como representantes electos. Puedo admitir ( bailando la Constitución) que los concejales de Arenas ( también van los del PSOE) asistan a la fiesta de San Pedro, el 19 de octubre por el arraigo popular que tiene en Arenas de San Pedro, aunque sería conveniente que los ediles restringieran su presencia a los actos protocolarios y rechazaran la invitación al banquete e incluso que como ayer asistiera al Cristo de Hontanares, por el arraigo que esta fiesta tiene en la pedanía de Hontanares; pero retransmitir la misa en el faecebok municipal y más aún cuando se hace por hondos motivos religiosos y no por entretener al personal es mezclar lo civil con lo privado , lo que no es de recibo en un Estado laico ( o si queréis no confesional) y originar gastos impropios en momentos como éstos donde todos los recursos municipales deben de dedicase a actuaciones útiles,como la recuperación de la economía de Arenas de San Pedro.
Fernando Garrido 01/06/2020 19:26 #2
Cuándo la renovación llegó hace unos años a los ayuntamientos , los alcaldes del cambio (algunos de ellos católicos practicantes) renunciaron a participar en eventos religiosos como la Ofrenda al apostol Santiago Matamoros o a la Virgen del Pilar de Zaragoza , porque con buen criterio consideraron que lo establecido en la Constitución Española es la separación entre lo civil y lo privado y la religión es un asunto privado donde los ediles si quieren ir es a título particular no como representantes electos. Puedo admitir ( bailando la Constitución) que los concejales de Arenas ( también van los del PSOE) asistan a la fiesta de San Pedro, el 19 de octubre por el arraigo popular que tiene en Arenas de San Pedro, aunque sería conveniente que los ediles restringieran su presencia a los actos protocolarios y rechazaran la invitación al banquete e incluso que como ayer asistiera al Cristo de Hontanares, por el arraigo que esta fiesta tiene en la pedanía de Hontanares; pero retransmitir la misa en el faecebok municipal y más aún cuando se hace por hondos motivos religiosos y no por entretener al personal es mezclar lo civil con lo privado , lo que no es de recibo en un Estado laico ( o si queréis no confesional) y originar gastos impropios en momentos como éstos donde todos los recursos municipales deben de dedicase a actuaciones útiles,como la recuperación de la economía de Arenas de San Pedro.
Fernando Garrido 01/06/2020 13:03 #1
Cuándo la renovación llegó hace unos años a los ayuntamientos , los alcaldes del cambio (algunos de ellos católicos practicantes) renunciaron a participar en eventos religiosos como la Ofrenda al apostol Santiago Matamoros o a la Virgen del Pilar de Zaragoza , porque con buen criterio consideraron que lo establecido en la Constitución Española es la separación entre lo civil y lo privado y la religión es un asunto privado donde los ediles si quieren ir es a título particular no como representantes electos. Puedo admitir ( bailando la Constitución) que los concejales de Arenas ( también van los del PSOE) asistan a la fiesta de San Pedro, el 19 de octubre por el arraigo popular que tiene en Arenas de San Pedro, aunque sería conveniente que los ediles restringieran su presencia a los actos protocolarios y rechazaran la invitación al banquete e incluso que como ayer asistiera al Cristo de Hontanares, por el arraigo que esta fiesta tiene en la pedanía de Hontanares; pero retransmitir la misa en el faecebok municipal y más aún cuando se hace por hondos motivos religiosos y no por entretener al personal es mezclar lo civil con lo privado , lo que no es de recibo en un Estado laico ( o si queréis no confesional) y originar gastos impropios en momentos como éstos donde todos los recursos municipales deben de dedicase a actuaciones útiles,como la recuperación de la economía de Arenas de San Pedro.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: