Un contractura en el romboides izquierdo impide terminar la temporada a Marta Muñoz

Marta Muñoz

Una contractura en el romboides izquierdo impide terminar la temporada a Marta Muñoz a falta de dos campeonatos: la final del circuito nacional Santander Tour y la escuela del Ladies European Tour en Marruecos del 16 al 20 de noviembre.

 

Una temporada que comenzaba en febrero con el paso a profesionales, consiguiendo así ser la primera fémina federada en Castilla y León con el estatus de jugadora profesional. Tras disputar dos pruebas del Santander Tour y dos pruebas del Ladies European Tour Acces Series (Circuito europeo de segunda división) en Suiza y España, una neuritis entre la octava y novena vertebra obligó a parar desde mayo hasta septiembre, siguiendo con la temporada a mediados de este mes y compitiendo tres pruebas del Santander Tour y una prueba del circuito europeo de segunda división.

 

A falta de poco tiempo para finalizar la temporada, mientras entrenaba en Naturavila golf una contractura le aparta de las pistas forzosamente sin poder disputar la escuela del Tour cuyo objetivo allí es conseguir una plaza del Tour Europeo de primera división, máximo nivel al que se puede llegar en Europa dentro del golf profesional.

 

Una temporada complicada por las lesiones pero muy positiva por pasar al campo profesional, un status al que no es fácil llegar, pero el trabajo constante, el apoyo de la familia y equipo técnico, así como de los patrocinadores: Nueva Imprenta, Universidad Católica de Ávila, Naturavila Golf (Diputación de Ávila) y Federación de Golf de Castilla y León, hizo que ese sueño se hiciera realidad y pasara a ser una profesión.

 

Ahora toca recuperarse para empezar la pretemporada y empezar con muchas más ganas, compitiendo a partir de enero el Gecko Pro Tour en Málaga, circuito de invierno internacional para coger ritmo de competición de cara al comienzo en abril del Circuito Nacional y del Circuito Europeo de segunda división con el objetivo de hacerse un hueco en ellos y seguir llevando el nombre de Ávila y de todos sus patrocinadores a lo más alto de Europa.