Un 'chanchullo' para dar una obra al encarcelado Ulibarri pone en apuros al consejero Suárez-Quiñones

Juan Carlos Suárez Quiñones / Foto: Archivo Tribuna

El consejero de Fomento llamó directamente al empresario para ofrecerle una obra inacabada por la quiebra de la adjudicataria. "Yo soy la administración", le dijo para justificar la decisión.

Conversación íntegra entre Suárez-Quiñonez y el empresario Ulibarri publicada por iLeón:

Juan Carlos Quiñones (JC): Bueno, tenemos una carretera, una carretera en León es que viamos del palamo valcabado (sic), esa carretera se la adjudicó una, bueno un concurso, una empresa que está en concurso, concretamente ARCEBANSA, me parece que es..

José Luis Ulibarri (JLU): Ah, ARCEBANSA, sí

JC: Si, entonces mmm, a ti no te interesa recoger esa... en esa obra?

JLU: Si, lo estudiamos joder

JC: Y lo habéis estudiado?

JLU: No, no, no lo he estudiado porque estando en concurso eso tiene que venir de la mano de la administración...

JC: Pues, pues, pues yo, yo te digo, que soy la administración

JLU: claro

JC: ... venir a ver si os interesa, venid aquí a carreteras, mandas a alguien, que veas que corresponda, hablas con Julio González, que es el jefe de servicio de conservación, que ya le vamos a decir que, que, que podéis venir preguntando por eso, y que os de todos los datos de la adjudicación, el precio, pim, pam, para que hagáis una valoración y veis si os interesa, y si os interesa, pues hacemos el traslado de la obra macho y adelante

JLU: Claro, claro... y ya está eh?

JC: Venga pues, pues mándalo cuando puedas

JLU: Pues escúchame lo pongo en marcha y mañana están ahí eh?

JC: Mañana están aquí y mañana les esperas vale?

JLU: Perfecto

La detención y posterior encarcelamiento del empresario leonés José Luis Ulibarri en el marco de la denominada 'Operación Enredadera' ha puesto en jaque a instituciones y cargos leoneses desde que la UCO entrara en varios ayuntamientos en busca de información sobre las relaciones del empresario, encausado en varios casos de corrupción, con el Ayuntamiento de León y otros de la provincia por el supuesto amaño de contratos de semáforos. Menos de un mes después de la detención del empresario leonés el escándalo ha salpicado al consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

 

El motivo es que el titular de Fomento hizo personalmente una llamada para ofrecer una obra al empresario leonés. La conversación telefónica se hizo el pasado mes de febreor, duró aproximadamente un minuto y en ella el consejero pregunta directamente a Ulibarri si le interesa la obra; se trata del arreglo de la carretera entre Villadangos del Páramo y Valcabado, adjudicada a una empresa zamorana (Arcebansa) por 2,1 millones de euros) que quebró y no la pudo ejecutar. Ante esta situación, el consejero pregunta directamente al empresario si "a ti no te interesa recoger esa... en esa obra" a lo que Ulibarri responde que una hipotética adjudicación "tiene que venir de la mano de la administración..." a lo que Suárez-Quiñones responde "pues yo, yo te digo, que soy la administración".


La conversación es anterior a la detención de Ulibarri como parte de la 'Operación Enredadera', que está en prisión por este nuevo caso de corrupción. El magnate leonés está implicado en la operación 'Gürtel' por el pago de comisiones a cambio de obra pública, y también investigado por el caso 'Púnica'. 

 

El consejero esgrime que bajo el principio de evitar estos retrasos, la Ley de Contratos del Sector Público prevé la cesión de una empresa a otra siempre que cuenten con el beneplácito de la Administración y de que la primera haya cumplido con al menos un 20 por ciento del trabajo, requisito este último que no es necesario si se trata de un concurso de acreedores. El titular de Fomento defiende que esta es la situación, pero el tenor de la llamada y la identidad del interlocutor no le dejan en buen lugar ya que se trata de aprovechar los márgenes de la legalidad para intentar entregar directamente un contrato millonario.

 

 

Procedimiento "dentro del marco de la ley" o 'apaño'

 

Suárez-Quiñones, en declaraciones facilitadas por su consejería, ha defendido su actuación "dentro del marco estricto de la ley" en la búsqueda de soluciones para los problemas de los ciudadanos y ha mostrado su "profundo disgusto y malestar" por el hecho de que "una actuación responsable" y "diligente" quiera ser presentada "como algo irregular y oscuro". La obra no se entregó finalmente y sigue parada.

 

Sin embargo, los grupos de la oposición en Castilla y León lo que ven es una familiaridad excesiva del consejero con un empresario que tiene una larga hoja de imputaciones por corrupción y un 'chanchullo' más del PP regional con un empresario que recibe más de 11 millones de euros de publicidad insitucional para sus medios de comunicación. PSOE y Cs han pedido la comparecencia del consejero en Cortes, algo a lo que ha accedido, y que se hará en pleno agosto y mediante la convocatoria de la Diputación Permanente. Después los socialistas han pedido la dimisión, igual que ha hecho el grupo Podemos.

 

El portavoz socialista, José Francisco Martín, ha lamentado que, "una vez más", la Comunidad y el PP de Castilla y León, sean "epicentro nacional de la corrupción". El secretario regional de Podemos, Pablo Fernández, considera que las "actitudes" mostradas en las grabaciones son "políticamente inadmisibles e intolerables", al tiempo que ha advertido de que "se demuestra cómo el PP percibe las instituciones como un cortijo". "Los castellanos y leoneses merecen saber qué sitúa a algunos representantes políticos en el ojo del huracán de una operación anticorrupción", ha afirmado el portavoz de Cs, Luis Fuentes,