Un camión descontrolado causa el pánico en la calle Alcalá de Madrid por miedo a que fuera un atentado

Policía Municipal

Un camión descontrolado que llegó a empotrarse contra un banco de la acera de la calle Alcalá causó el pánico entre los vecinos al pensar que el incidente podría tratarse de un atentado al responder al 'modus operandi' de los últimos ataques terroristas en ciudades europeas.

El suceso se produjo alrededor de las ocho de la mañana a la altura del número 354 de la calle Alcalá, en el distrito madrileño de Ciudad Lineal.

 

Tras una alarma de los viandantes por miedo a que pudiera ser un atentado, la Policía Municipal fue requerida después de que un camión colisionara contra el mobiliario urbano, pudiendo haber causado algún herido. La cosa no fue a mayores al no haber mucha gente en la acera en ese momento.

 

A su llegada, los agentes municipales se encontraron con la furgoneta empotrada en un banco. En su interior, se encontraba el conductor y dos ocupantes. Al parecer, una mujer habría saltado minutos antes de la caja transportadora del vehículo, según algunas fuentes.

 

Los vecinos relataron a los agentes que escucharon gritos que salían del camión cuando la mujer saltó con el vehículo en marcha por causas que se desconocen y se investiga si de fondo hay un caso de violencia machista. En sede policial, el conductor manifestó que se había mareado y dio entonces un volantazo. Mientras la mujer se negó a declarar al no tener traductor.

 

La Policía Municipal investiga los hechos por si pudiera tratarse de un caso de violencia de género. El hombre dio negativo en las pruebas de alcohol y drogas.