UGT exige para la provincia actuaciones urgentes para la creación de empleo "con derechos"

En el día de ayer UGT Ávila celebró su primer Comité Ordinario en el que aprobó una Resolución de Urgencia vinculada a la creación de empleo en la provincia. Un empleo "con derechos, para mejorar el sistema de protección social y combatir la pobreza creciente incluso entre la población trabajadora".

 

Según informa este sindicato las nuevas contrataciones llevan aparejadas “la precariedad laboral absoluta, implantada y permitida por el Gobierno del PP". Del total de los contratos realizados en Ávila, el 94% son temporales. A este dato, hay que sumar los contratos realizados a jornada parcial, el 40% del total.


Asimismo, manifiestan que la devaluación salarial es abrumadora. En los últimos 5 años los salarios reales han disminuido un 7% en España, siendo en Ávila el 13% la pérdida de la capacidad adquisitiva. El 35% de los trabajadores cobran en promedio anual un sueldo inferior al salario mínimo interprofesional (SMI), "cuestión lógica sí el sistema de contratación es parcial y temporal". Además, añaden "el difícil acceso al empleo de la juventud les está llevando a situaciones de exclusión social, que muchos intentan evitar huyendo de nuestra provincia. La pérdida constante de población en la provincia no hace sino que alimentar su negro futuro. Es urgente acometer la fijación de la población, mediante una política activa y comprometida de empleo que cercene la emigración de los jóvenes y atraiga nuevos vecinos".

 

El Comité de UGT de Ávila ha estudiado la situación que se está viviendo actualmente en sectores de la restauración y la hostelería en conflicto colectivo como la empresa Aramark,  "por no aplicación de los incrementos salariales pactados en convenio colectivo", o el comercio como los trabajadores del Grupo DIA, que proceden de la adquisición de Eroski y El Árbol, "a los que no se les aplica el convenio de medianas superficies o también en la industria", como la factoría Nissan de la capital que ha paralizado la fabricación de uno de sus vehículos lo que supone una amenaza de cierre u otras empresas donde los trabajadores sufren constantes retrasos en el pago de sus nóminas, como la galletera Elgorriaga o la empresa de Arévalo Composites Avanzados. Son situaciones que rechazan "de plano" y contra las afirman van a seguir luchando y apoyando a los trabajadores y a las trabajadoras.
 

Noticias relacionadas