UGT denuncia el despido de 100 de los 150 trabajadores de las empresas auxiliares de Nissan

Manifestantes del Plan Industrial de Nissan. (Foto: archivo)

Consecuencia de su reconversión en una fábrica de piezas

Los primeros efectos negativos del cese de la fabricación de camiones en Nissan Ávila comienzan a hacerse realidad. Según el sindicato UGT se van a despedir al 75% de los 150 trabajadores que actualmente desempeñan sus labores en las empresas auxiliares de Nissan tras la conversión ésta en una fábrica de recambios para automóviles.

 

Al ERTE de los trabajadores de Nissan, se sumarán los ERTES en empresas auxiliares de Nissan, como Metalúrgica Cembranos o ÁvilaLogística, además la extinción de contratos y cierres en empresas como  Escattolini, Sintax, Alcalá Industrial, o Renavila. De esta situación únicamente se salvan los empleos en Comaser, mientras que  empresas como Comsa Service o Comsa mantenimiento, afectadas en menor medida, solo tienen despejado su futuro hasta abril, según señalan desde el sindicato.

 

Tras las movilizaciones en defensa de estos trabajadores llevadas a cabo el año pasado para hacer pública esta situación, los sindicatos y representantes de los trabajadores tuvieron una serie de reuniones con el responsable de la Junta y de Nissan, en las que se según UGT “adquirieron unos compromisos por parte de Nissan” como la posibilidad de que estas pudieran optar en el panel de compras de la Alianza, además del ingreso de los trabajadores afectados a futuro en Nissan una vez recuperado el pleno empleo.

 

De lo primero nos gustaría saber que avances hay y de lo segundo como se suele decir ya veremos, pues el objetivo del pleno empleo en Nissan se ve muy lejano”. Lo que verdaderamente conocemos es que de la nave de estampación que debería estar finalizada en marzo de 2020 según los acuerdos todavía no se puesto ni una piedra, siendo  esto último responsabilidad de la Junta de Castilla y León”, aseguran desde el sindicato.

 

UGT duda a su vez de los compromisos y promesas en las campañas electorales de los representantes políticos autonómicos.  “Palabras, palabras y más palabras y hechos ninguno, ya nos pasó con Lear y nos vuelve a pasar con las auxiliares de Nissan. Nos manifestamos absolutamente hartos de las promesas incumplidas por parte de todos los partidos políticos”, aseguran.

 

El sindicato carga también por el anuncio por parte de German Barrios, consejero de empleo e industria de la Junta de Catilla y León, de realizar un plan industrial concreto para Ávila. “Lo único que deseamos es que se haga deprisa porque al paso que vamos cuando se quiera llevar a cabo, ya no será necesario principalmente porque ya no habrá jóvenes para poder trabajar en nuestra ciudad”, finalizan