UGT advierte de que si hay un cierre encubierto de Nissan en Ávila "no será beligerante, sino lo siguiente"

Archivo.

El secretario general de UGT-FICA, Pedro Luis Hojas, ha sido tajante este martes al advertir de que si el cambio de modelo productivo en la planta de Nissan en Ávila deriva en un cierre encubierto el sindicato "no será beligerante, sino lo siguiente".

"No lo vamos a consentir", ha asegurado Hojas quien se ha mostrado "muy triste" con todo lo que está pasando respecto al proyecto de Nissan en Ávila, una vez que el Comité de Empresa ha alertado de una bajada de salarios de entre el 20 y el 30 por ciento para asimilar las nóminas a las de Renault.

 

Hojas ha hecho un llamamiento a la empresa para que se siente a negociar ya que, según ha defendido, la solución pasa por la negociación para reiterar que el objetivo de los sindicatos siempre ha sido mantener el actual vehículo más allá del año 2019 para que se queden los 500 puestos de trabajo.

 

"Tiene que ser fruto de la negociación y no de la imposición", ha insistido el secretario general de FICA-UGT, quien ha reclamado a la multinacional que ponga sobre la mesa "soluciones realistas".

 

Por su parte, el viceconsejero de Economía, Carlos Martín Tobalina, ha recordado que la Junta de Castilla y León ya ha recibido la comunicación oficial de la empresa de que no va a ocupar más en Europa el actual nicho de mercado --el camión NT400-- ante lo que sólo ve dos alternativas, conseguir un plan industrial vinculado a la automoción que mantenga la actividad y el empleo en un periodo de 15 o 20 años o el cierre.

 

Martín Tobalina ha apelado en todo momento a la negociación de las partes y ha recordado la disposición de la Junta a acompañar a la multinacional y a los trabajadores en todo el proceso en una provincia que "ha sufrido tanto últimamente", ha sentenciado.

Noticias relacionadas