UCCL Ávila exige más medios para proteger los bienes en el medio rural

Tras el incidente ocurrido este fin de semana en El Barraco, UCCL-Ávila considera que el medio rural se encuentra bastante desprotegido.

A pesar del Plan Roca, el medio rural sigue siendo un terreno “abonado” para el pillaje y los continuos robos. Dicho plan tiene mucho de propaganda y apariencia, pero muy poco de efectividad. Los robos en las dispersas explotaciones agrarias y en los propios cascos urbanos de los pequeños municipios siguen disparados, siendo en muchos casos en almacenes, establecimientos e incluso en viviendas. Como muestra, el caso de la quesería barraqueña Elvira García. Dicha empresa, sufrió un robo en la madrugada del domingo a unos 100 metros del casco urbano sin que saltara la alarma y sin que nadie se diera cuenta de nada.

 

Cabe destacar, que aparte de la pérdida de más de 2.500 kilos de queso artesanos de cabra, el hurto supuso un enorme destrozo en las instalaciones de la quesería y en la tienda adosada a ella. Este negocio familiar que lleva más de treinta años de trabajo en el sector caprino, destaca porque los quesos que elaboran son el resultado de una decidida selección genética, el manejo cuidadoso de la ganadería y un entorno natural rico y diverso; llegando a ser reconocidos como uno de los mejores productores de leche de cabra de raza malagueña y siendo localizada su explotación junto al lugar del grave incidente. Incluso las redes sociales se han hecho eco de este altercado y desde el domingo ha surgido el hashtag #todosconelviragarcia, en que personas comparten mensajes de apoyo y ánimo con esta empresa.

 

Esta no es la primera ocasión que desde esta organización se denuncian los números casos de robos en el medio rural. Ya en el ocasiones anteriores demandamos los hurtos ocurridos en municipios como Velayos, en donde un establecimiento comercial llego a tener hasta cinco robos en menos de un año y también los varios robos en la gasolinera de este municipio, o los ocurridos en diversas explotaciones de regadío en la localidad de Fontiveros, de las que se sustrajeron distintos materiales y equipamientos como una bomba de extracción de agua de perforación, cableado y aparamenta eléctrica, aspersores de aluminio, distintos utensilios,....

 

Desde UCCL-Ávila creemos que es lamentable que el medio rural siga tan desprotegido y consideramos que los efectivos de la Guardia Civil dedicados al plan ROCA son claramente insuficientes, pues el número de robos en el campo sigue siendo muy alto.