UCCL Ávila califica de "irresponsable" el acuerdo sobre la gestión del lobo
Cyl dots mini

UCCL Ávila califica de "irresponsable" el acuerdo sobre la gestión del lobo

Sede del sindicato UCCL en Ávila.

"Es incomprensible que comunidades que no tienen lobo nos impongan su ecologismo radical", afirma el sindicato

La consideración del lobo como especie protegida, supone para el sindicato “no poder hacer un control poblacional de esta especie mediante una gestión cinegética eficaz”, por lo que UCCL considera una autentica irresponsabilidad por parte del Ministerio de Transición Ecológica, y un “ataque frontal a la ganadería extensiva”, cuya presión será “insoportable” para muchas explotaciones.

 

En Ávila se produjeron el pasado año 1501 ataques con el resultado de la muerte de 1594 cabezas de ganado, sin contar los animales heridos y desaparecidos y tampoco los abortos ni el lucro cesante que no se calcula actualmente en las indemnizaciones y cuya pérdida para los ganaderos asciende a 5 millones de euros solo en 2020, de los cuales la consejería solo indemniza un 20%.

 

La población del lobo en Castilla y León, según el último censo, es de 2000 ejemplares, es decir, 180 manadas de las 300 que hay en toda España; siendo la provincia de Ávila de las más castigadas por lobadas de toda la comunidad. Hay comunidades autónomas donde no sufren esta problemática que han participado en la toma de decisiones frente a una gestión que les queda lejos de sus territorios, por lo que desde UCCL ven “injusto” que participen en las mismas.

 

UCCL-Ávila alerta de la repercusión que tendrá, desde un punto de vista medioambiental, la reducción de la cabaña ganadera ocasionada por la presión insostenible que las poblaciones de lobo ejercen en las explotaciones; suponiendo el desarrollo desmesurado de una especie que ya está ocupando espacios que no eran propios de ella hace 60 años y con el consiguiente incremento del perjuicio económico a los ganaderos.

 

El Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico se equivoca totalmente si considera que adoptando esta medida preservará el medio natural y fijará población en el medio rural, lo que tenían que haber intentado es que declararan a los ganaderos en verdadero riesgo de extinción, que son los que corren peligro y cuyas consecuencias serían nefastas”, afirman.

 

Desde UCCL-Ávila consideran, por los datos a día de hoy, que el lobo “se encuentra en expansión, que debe reconsiderarse la declaración de especie protegida y desde un punto conservacionista llegar a un equilibrio entre ganaderías y fauna salvaje”.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: