UCCL aconseja a los ganaderos que lean bien la letra pequeña de los contratos lácteos y los rubriquen sólo si en ellos se asegura un precio justo por su leche

Ven con preocupación que los profesionales se precipiten en la firma de estos documentos presionados por la industria

Desde hoy, 3 de octubre, y según lo que establece la normativa al respecto, todas las transacciones que se lleven  a cado dentro del sector lácteo deben ir refrendadas por un contrato que suscriban la parte compradora y la vendedora, desde la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) se considera que este hecho es un avance importante pero, no parece, la solución para la dramática situación de rentabilidad que viven centenares de explotaciones ganaderas, al partir la parte productora en desigualdad con la posición de dominio que ejerce la industria láctea.

Esta Organización aconseja a todos los profesionales que miren al detalle el documento que van a suscribir y que sólo lo hagan cuando en ellos queden perfectamente reflejadas las condiciones de pago. Teniendo en cuenta la situación de crisis del sector lácteo para esta Organización, resulta imprescindible que el establecimiento del precio de la leche en origen se efectué en función de los costes  reales de producción láctea y no de forma unilateral por parte de la industria. En estos momento los ganaderos están percibiendo en origen por cada litro de producto que venden alrededor de 0,30 euros mientras que su producción se sitúa por encima de los 0,4.

La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) considera que tomando como referencia la posición de dominio que viene practicando la industria láctea se hace necesario que se establezca un periodo de transición para la aplicación del Real Decreto Lácteo asi como desvincular, temporalmente, la existencia de un contrato a la percepción de las ayudas de la Política Agraria Comunitaria (PAC), al menos, las correspondientes de 2013.

Esta Organización considera, por tanto, que la puesta en marcha del citado contrato y su extensión a todas las transacciones que se lleven a cabo en el sector puede ser una buena herramienta para estos profesionales pero lamenta que desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de Miguel Arias Cañete no se haya explicado con claridad a los ganaderos por lo que son muchas las dudas que les asaltan y que deben de tratar de solucionarse con urgencia.