Tres conductores puestos a disposición judicial durante el fin de semana

 La Policía Local ha puesto a disposición del juez a tres conductores, por presuntos delitos contra la seguridad del tráfico, durante el pasado fin de semana en nuestra ciudad.

El día 16 de septiembre, a las 2.30 horas, cuando por parte de la Policía Local se prestaba servicio de vigilancia en materia de tráfico, en la Calle Hornos Caleros, al ser requerida la documentación al conductor de un vehículo, éste no presentó la que le acreditara para conducir. Por este motivo, realizadas las comprobaciones oportunas por los medios oficiales, se constata que el conductor carece de autorización administrativa para conducir, no constando haberla obtenido nunca, por lo que se puso a disposición judicial, por un presunto delito contra la seguridad del tráfico, a quién resulto ser M.S.M.,  vecino de Ávila, de 18 años de edad.

 

Por otra parte, el día 17 de septiembre, a las 20.18 horas, se ha recibido denuncia por parte de efectivos de la Policía Nacional, pues habían detenido a un vehículo cuya conductora presentaba incorrecciones en la documentación solicitada, por lo que desplazada la Unidad de Atestados de la Policía Local, los agentes verificaron las circunstancias. Los policías locales comprobaron, por los medios oficiales, que esta persona en cuestión carece de autorización administrativa para conducir, no constando haberla obtenido nunca, por lo que se puso a disposición judicial, por un presunto delito contra la seguridad del tráfico, a quién resulto ser Y.C.A, vecina de Ávila, de 49 años de edad.

 

Finalmente, el día 18 de septiembre, a las  0.45 horas, se ha recibido denuncia, por parte de efectivos de la Policía Nacional, pues habían  detenido a un vehículo cuyo conductor presentaba síntomas de conducir influenciado por bebidas alcohólicas. Hasta el lugar de los hechos fue la Unidad de Atestados de la Policía Local. Los agentes verificaron las circunstancias  e invitaron al conductor a someterse a las pruebas de detección alcohólica; éste se negó de forma reiterada a realizarlas, por lo que se puso a disposición judicial, por un presunto delito contra la seguridad del tráfico, a quién resulto ser A.G.M, vecino de Ávila, de 59 años de edad.