Trato Ciudadano propone la reparación de la piscina de la Zona Sur

Apuestan por la reparación del edificio, en condiciones de completa seguridad y condiciones de funcionamiento iguales a las que tenía antes del cierre, en un plazo de ejecución de tres meses y con un coste aproximado a la mitad de lo presupuestado para el derribo.

El grupo municipal de Trato Ciudadano ha manifestado que apuesta por la reparación de la piscina cubierta de la Ciudad Deportiva de la Zona Sur sobre la construcción de una nueva, y por planificar objetivamente las nuevas instalaciones deportivas prioritarias, "de manera que sea posible reconducir el asunto en términos de eficacia y racionalidad".

 

Indican que los daños sobrevenidos en la citada piscina "han precipitado un proceso de toma de decisiones incierto que dejará reducido a la mitad la dotación de piscinas por tiempo indefinido y anuncia la huida hacia adelante de una posible infraestructura trampa, consecuencia de la ausencia de planificación técnica y económica".

 

Desde Trato Ciudadano indican que la decisión del derribo "se tomó en un momento inicial del problema, desde el ámbito de la responsabilidad política, por el concejal de deportes tal y como aparece en la prensa local del día 21 de diciembre de 2016", en referencia a lo publicado por Tribuna de Ávila, por lo que "entendemos que de manera condicionada por la alarma suscitada y se justifica a posteriori sin profundizar en todo el alcance del problema".

 

Así, esta formación sostiene que no se ha documentado detalladamente el coste real de las obras de reparación del daño sobrevenido ni el tiempo necesario para la reapertura de la piscina en las condiciones de uso anteriores al cierre.

 

Igualmente, argumentan que no consta información completa sobre las causas y responsabilidades del daño producido, en cuanto a la eficacia del plan de mantenimiento de la instalación y seguimiento de los procesos patológicos más frecuentes en este tipo de edificios.

 

Por ello justifican su propuesta de reparación "desde el sentido común y los principios de racionalidad en la Administración Pública".

 

Analizada la envergadura del edificio y sus daños, contrastados con reparaciones recientes en instalaciones con problemas similares de nuestro entorno, resulta razonable para Trato considerar la alternativa de la reparación del edificio, en condiciones de completa seguridad y condiciones de funcionamiento iguales a las que tenía antes del cierre, en un plazo de ejecución de tres meses y con un coste aproximado a la mitad de lo presupuestado para el derribo.

 

Consideran que el procedimiento administrativo más sencillo y con mayores garantías para la solución inmediata del problema de la piscina sería la convocatoria de un concurso de proyecto y obra, que permita elegir la mejor opción técnica  adecuada a la realidad económica y social del municipio.

 

Sobre las nuevas instalaciones deportivas que requiere la ciudad, indican que el proceso de planificación "podría continuar de manera natural, sin las presiones a las que obliga el cierre de la Piscina Sur y la falta de presupuesto, buscando las mejores condiciones económicas, arquitectónicas y organizativas, para concluir en la convocatoria de un Concurso de Ideas".

 

En consecuencia proponen que, de manera consensuada por todos los grupos, se acuerde el pliego de condiciones para Concurso de proyecto y obra de reparación de los daños sobrevenidos en la Piscina de la Zona Sur y su reapertura en 2017, así como las Bases para el Concurso de Ideas de las nuevas instalaciones prioritarias para la ciudad de Ávila.