Tras ocho días sin positivos, el municipio de Íscar pone fin a su confinamiento apelando a la conciencia ciudadana

Ambas localidades abandonan estas medidas preventivas 24 horas antes de que entren en vigor las nuevas restricciones al consumo de tabaco y ocio nocturno: "No vamos a tener fuentes de ingresos".

Las localidades vallisoletanas de Íscar y Pedrajas han puesto fin a su confinamiento a las 23.59 horas de este sábado, 15 de agosto, después de que la Junta de Castilla y León haya decidido no prorrogar las medidas sanitarias preventivas adoptadas desde el pasado 2 de agosto en ambos municipios ante la mejora de su situación epidemiológica.

 

Los alcaldes de ambas localidades han asegurado, en declaraciones a Europa Press, que abandonan esta situación "contentos" y con "buen ánimo" pero también "concienciados de lo que supone dar un paso atrás", aunque "no bajarán la guardia".

 

Así, el regidor de Íscar, Luis María Martín, ha afirmado que los vecinos "se concienciaron desde el primer momento con el cumplimiento de la normativa" y, a día de hoy, están "contentos" de que se termine y poder volver a la vida "normal".

 

"Era una medida necesaria y que ha surtido efecto; los casos empezaron a remitir y ahora llevamos ocho días sin positivos. Se ha demostrado que la forma de combatirlo es mucha higiene y distanciamiento", ha explicado el alcalde del municipio iscariense.

 

Sin embargo, ha recordado que "se sigue apelando a la conciencia ciudadana para no bajar la guardia" y poder reiniciar el normal funcionamiento del municipio con protocolos para evitar el contagio.

 

En la misma línea, su homólogo en Pedrajas de San Esteban, Alfonso Romo, ha reconocido salir del confinamiento "con buen ánimo" porque se ha logrado reducir los contagios en 14 días sin necesidad de prórroga "gracias a que la gente se ha concienciado, ha cumplido normas y ha respondido".

 

Ahora, su prioridad es volver a la situación previa y reabrir los servicios municipales confiando, al mismo tiempo, en que los vecinos mantengan la misma actitud que en los 14 días anteriores y que abandonar el confinamiento "no sea motivo para volver a relajarse".

 

Ambas localidades abandonan estas medidas preventivas 24 horas antes de que entren en vigor las nuevas restricciones al consumo de tabaco y ocio nocturno acordadas entre el Gobierno central y las Comunidades Autónomas, una noticia que según han augurado sendos regidores, será impopular entre los hosteleros.

 

"Los locales afectados se lo van a tomar mal porque no van a tener ninguna fuente de ingresos", ha lamentado Luis María Martín, consciente del impacto económico que pueden acarrear estas medidas para el sector.

 

Por su parte, Alfoso Romo, ha aseverado que aunque en Pedrajas no hay mucho ocio nocturno, los restaurantes no ven con buenos ojos que la obligación de cerrar a la 1.00, "sobre todo en fin de semana", porque consideran que "cumplen con la normativa, evitan aglomeraciones y han estado funcionando sin incidencia".

 

En cualquier caso, ha reconocido que "aunque se haya conseguido dominar al virus, este sigue ahí", por lo que ha hecho un llamamiento a la responsabilidad individual y al cumplimiento de la normativa.

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: