Trabajadores del Centro Provincial de Rurales protestan contra el "desmantelamiento del Servicio Postal Público"
Cyl dots mini

Trabajadores del Centro Provincial de Rurales protestan contra el "desmantelamiento del Servicio Postal Público"

Trabajadores de Correos de la unidad de reparto del Centro Provincial de Rurales de Ávila

Ambos sindicatos  han iniciado un calendario de movilizaciones en el mes de abril que durará hasta el mes de junio

Los trabajadores de la unidad de reparto del Centro Provincial de Rurales de Ávila se han concentrado esta mañana a las puertas de la oficina, en un desayuno reivindicativo de 20 minutos, en apoyo a las concentraciones de delegados convocadas por CCOO y UGT "en defensa de un servicio público de calidad y contra el desguace de la mayor empresa pública del país".

 

Un acto reivindicativo al que se han sumado trabajadores de Piedrahita -27 de Abril, de Arenas de San Pedro -22 de Abril, de Sotillo de la Adrada -20 de Abril, de UR-1 de Ávila -16 de Abril, de Cebreros -15 de abril-, de Arévalo -12 de abril- y de Piedrahita -31 de Marzo, también concentrados a las puertas de sus centros de trabajo.

 

En dicho desayuno, los trabajadores han denunciado la reducción de la plantilla en la Unidad, donde aseguran que hay una vacante sin cubrir, y la falta de contratación para la cobertura de las ausencias del personal, debido al plan de desmantelamiento del servicio público impuesto por el presidente, Juan Manuel Serrano, que tiene consecuencias para la calidad del servicio prestado por Correos a la ciudadanía y que "supone una sobrecarga de trabajo y el aumento del riesgo de sufrir accidentes laborales para la plantilla de la localidad".

 

Los sindicatos CCOO y UGT, con un 70% de la representación en Correos, advierten del "nefasto cambio de modelo" que está llevando a cabo la compañía pública, "dejando a un lado y debilitando de forma drástica el ámbito del servicio postal universal, para centrarse en un modelo logístico puro, con una clara tendencia a la futura privatización".

 

CCOO y UGT exigen poner freno al intento de "desguace de la empresa pública por parte de su presidente, Juan Manuel Serrano, y las políticas de recorte de plantillas que empeoran la calidad del empleo" -que ahora cuenta con un 36% de temporalidad y un 25% de empleo a tiempo parcial en general-, el "abandono de los servicios rurales en la España vaciada" -con la supresión puestos de reparto en el ámbito rural-, la internalización de servicios, el trasvase de la actividad a Correos Express -filial privada de Correos- y reduciendo la red postal pública mediante el cierre de centros de trabajo.

 

Ambos sindicatos  han iniciado un calendario de movilizaciones en el mes de abril que durará hasta el mes de junio en una primera fase. Las movilizaciones se realizarán a lo largo de todo el país, de forma ascendente y sostenida en el tiempo, respetando las restricciones sanitarias.

 

Los sindicatos advierten que de no revertirse las políticas de la Dirección de la empresa, continuarán con las acciones movilizadoras, defendiendo un proyecto de modelo postal público, sostenible, eficaz, moderno y eficiente.