Toño Sanchís se marcha por fin de la casa de Belén Esteban pero lo hace dejando pintadas y 'regalitos'

Toño Sanchís

El representante ha salido de la casa antes de que se presentara la comitiva judicial y se ha llevado hasta el plato de la ducha.

Toño Sanchís y su familia han abandonado definitivamente la vivienda de Belén Esteban. Este 5 de marzo de 2020 era la fecha designada por la justicia para proceder al deshaucio de la casa del representante. Una situación a la que han llegado después de un arduo enfrentamiento en los Tribunales que terminó condenando a Toño a pagar 600.000 euros a Belén Esteban.

 

El representante ha apurado el plazo para dejar su vivienda familiar hasta el último momento. Toño y su familia han abandonado la casa a las 08:20 horas de la mañana, tan solo dos horas antes de que se cumpliera el plazo fijado en los tribunales.

 

Una hora después, la Guardia Civil y la Policía se personaba en el chalet para proceder al desahucio. Al no estar ya ni Toño ni su familia, todo el proceso ha sido mucho más sencillo. La jueza ha llegado para certificar el estado de la casa y proceder al cambio de la cerradura.

 

Una situación de lo más delicada y más tras comprobar cómo ha dejado Toño el que fue su domicilio. Desde fuera del chalet hemos podido ver cómo el exrepresentante de Belén Esteban ha dejado un mensaje pintado con rotulador en la entrada de la casa. Un 'ganaremos' que demuestra su actitud.

 

El jardín exterior de la casa está lleno de excrementos de perro y el garaje tiene restos de basuras con latas de refrescos y colillas.

 

La intención de la colaboradora de 'Sálvame' es vender la vivienda, que adquirió en la subasta por una cantidad de 376.000 euros.