Tiger Woods alega que no bebió y que su reacción se debió a la mezcla de medicamentos prescritos

Tiger Woods

El golfista estadounidense Tiger Woods, antiguo número uno mundial y ganador de 14 torneos 'grandes', ha aclarado tras su detención mientras conducía que no había tomado alcohol y que su falta de pericia al volante se debió a una "inesperada reacción" por mezclar medicamentos que le habían prescrito.

 

Woods fue detenido alrededor de las 3 de la madrugada cerca de su casa en Florida y puesto en libertad horas después. "Entiendo la severidad de lo que he hecho y asumo toda la responsabilidad de mis actos", dijo el golfista en un comunicado, aclarando que no había bebido.

 

"Quiero que la gente sepa que no había alcohol de por medio. Lo que pasó fue una inesperada reacción a medicamentos prescritos. No me di cuenta de que la mezcla de medicamentos me había afectado tan fuertemente", explicó.

 

Además, el 'Tigre' quiso "pedir perdón con el corazón a familiares, amigos y aficionados". "Yo también espero más de mí mismo. Haré todo lo que está en mi mano para asegurarme de que no vuelve a ocurrir. He cooperado completamente con las autoridades y me gustaría dar las gracias personalmente al Departamento de Policía de Jupiter y a la Oficina del Sheriff del Condado de Palm Beach por su profesionalidad", agradeció.

 

Woods, que está de baja tras su cuarta operación de espalda en abril, dijo la semana pasada que se sentía mejor y que no tenía planes de retirarse del golf competitivo.

 

Esta no es la primera vez que el golfista copa los titulares lejos del campo de golf. Su vida privada salió a relucir a finales de 2009 por las acusaciones de relaciones con varias mujeres que finalmente llevaron al final de su matrimonio. Esas acusaciones se produjeron tras un extraño accidente automovilístico de madrugada cerca de su casa en Florida, que rápidamente se convirtió en un escándalo sexual.

Noticias relacionadas