Tiempo de gazpacho: Los beneficios para tu salud

Gazpacho

El gazpacho es una comida ideal para el verano y las épocas de más calor. Es más que una sopa fría, gracias a su guarnición se convierte en un primer plato completo e, incluso, de los más saludables.

Entre sus beneficios para la salud, se encuentran que hidrata y refresca, no engorda, es rico en fibra, vitaminas, minerales y grasas saludables, aunque, eso sí, siempre que se emplee en su elaboración aceite de oliva virgen extra y no se le eche una cantidad extra de sal.

 

Propiedades que tiene no sólo con la receta convencional de gazpacho de tomate, pepino, pimiento verde, ajo y cebolla, sino que también anima a probar las nuevas recetas de gazpacho de sandía, fresa, remolacha, o melón, donde estos se convierten en el ingrediente principal y pueden ser igualmente saludables (siempre que no se abuse de la sal, del pan y se emplee aceite de oliva virgen extra).

 

El agua cumple un papel clave en la elaboración del gazpacho y, si se quiere que éste contenga menos calorías, debe añadirse más agua a la mezcla. El vinagre, el aceite y el pan son opcionales y secundarios.

 

CLAVES DEL GAZPACHO CONVENCIONAL    

 

- Depende de los ingredientes el que engorde o no. Es bajo en calorías porque son vegetales. Si no se contabiliza el aceite, el gazpacho son 85 calorías en un vaso, y por 100 gramos se pueden consumir unas 32 kilocalorías. El problema se tiene al añadir el aceite y el pan. Si se pone aceite y se pone pan directamente rápidamente puede subir 200 kilocalorías más.

 

- Como es crudo lleva antioxidantes y especialmente el licopeno, un compuesto de gran cantidad antioxidante que se encuentra en el tomate y que puede prolongar el bronceado. También por este compuesto, este tipo de primer plato hidrata la piel, así como la vitamina C del pimiento y del tomate.

 

- Puede ayudar a prevenir los resfriados del aire acondicionado porque es rico en minerales. En concreto, es rico en vitaminas, A, C, E, y minerales, siendo los típicos el hierro, el fósforo, o el calcio.

 

A nivel de patologías puede ayudar a nivelar el colesterol y la hipertensión, siempre que no lleve mucha sal, así como a aquellas personas que hayan llevado una dieta desequilibrada. 

 

Se debe tomar unos dos litros de agua al día y el gazpacho puede contribuir en esa hidratación.