Tendencias nacionalistas y regionalistas en Ávila

Esther Rodríguez Martínez, vicesecretaria de comunicación y prensa de VOX Ávila.

Artículo de opinión de Esther Rodríguez Martínez, vicesecretaria de comunicación y prensa de VOX Ávila.

En España existen más partidos políticos que los que nos ponen en televisión y prensa nacional, donde sus votos en el congreso afectan a todos los españoles a pesar de que sólo pueden ser votados por una minoritaria cantidad de personas si lo comparamos en todo el territorio español.

 

VOX observa que la España de tintes nacionalistas empieza a ser algo habitual y Ávila no es una excepción, donde priman los intereses regionales y particulares que mirar por el bien común de toda una nación. No sólo hay nacionalismo en las provincias vascongadas y catalanas, esa tendencia se está propagando de manera alarmante, y de seguir ese camino España acabará siendo un país ingobernable como si de reinos de Taifas se tratase; mientras el ciudadano de a pie abraza ese nacionalismo creyendo erróneamente que así ese partido presionará al que saque mayoría y pueda llevarse más parte del pastel del dinero público respecto a otras provincias. La filosofía de “quiero llevarme más que el vecino de al lado” no construye un país próspero, donde el panorama político tiene cada vez una carta de colores más amplia, algo que no ayuda a construir una España que trabaje unida y fuerte.

 

Es necesario recordar que el actual alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, hace meses estaba en el Partido Popular, formación a la que ahora culpa de la mayoría de problemas que sufre la ciudad y tras ser elegido alcalde hace declaraciones positivas hacia políticos como Zapatero, Pedro Sánchez e incluso Errejón.

 

VOX considera que un partido que se pone a la altura de las formaciones nacionalistas no va luchar para que un abulense sea tratado de igual manera dentro y fuera de su provincia; fomentando un escenario en el congreso cada vez más dividido y fragmentado por políticos que no se quieren definir ideológicamente dado que están dispuestos a pactar con quien sea con tal lograr sus intereses personales.

 

VOX califica de preocupante la situación que vive Ávila, pero aprecia que el verdadero espíritu de lucha de un político que se compromete a solucionar los problemas de los ciudadanos en el Congreso ha de preocuparse por toda España no sólo por Ávila.